Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Porcelana china

El papel de los bancos empieza a ser preocupante. Hasta ahora, los títulos nominativos ofrecían, además del dividendo, la seguridad de los transatlánticos en cruceros de bonanza. Pero la tradicional revalorización de los títulos bancarios empezó a torcerse al entrar en las procelosas aguas de la gran fusión. Banesto y Central están ya en el vértice de un importante volumen de oferta que, de momento, sólo gotea por un cono invertido gracias a la acción secante de las propias entidades. Hay además una pregunta inquietante sobrevolando los mercados: si se rompe la fusión, ¿de qué habrá servido equiparar los cambios? La confianza del pequeño inversor es frágil como la porcelana china, aunque sobre ella se fundamentan también en gran medida los grandes proyectos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción