Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un médico de Granada, atacado a martillazos

Un paciente, cuya identidad no se ha revelado, atacó el pasado miércoles con un martillo al director del departamento de endocrinología del hospital Clínico de Granada, Fernando Escobar Jiménez, quien sufrió heridas leves en la cabeza. El paciente había sido enviado del departamento de digestivo al de endocrinología para ser sometido a una exploración.

Al parecer, el enfermo se presentó en el departamento de endocrinología del hospital dos horas después de que se hubiesen repartido los volantes precisos para acceder a la consulta, y, en un ataque de ira, entró en la sala y atacó al médico.

Los hechos ocurrieron al medio día del miércoles cuando Escobar, tras haber impartido sus clases en la facultad de Medicina, se disponía a pasar consuta. En ese momento un individuo con una bolsa entró en su despacho y le golpeó en la cabeza con un martillo.

El personal sanitario escuchó al médico gritar: "Socorro, que me matan". Al entrar en la consuIta encontraron a Fernando Escobar caído sobre un charco de sangre. Dos celadores, con la ayuda de otro médico del hospital, lograron retener al agresor hasta que llegó la policía. El paciente, que según algunas versiones tiene disminuidas sus facultades mentales, gritó: "Este tío me busca la ruina".

Fernando Escobar fue atendido de una herida en el cuero cabelludo que le produjo una contusión craneoencefálica. El médico fue sometido a observación en el propio hospital, hasta que a primeras horas de la noche del miércoles fue trasladado a su domicilio. La policía tramitaba ayer la correspondiente denuncia ante el juzgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1989