Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tramo de cercanías Laguna-Embajadores no se abrirá hasta dentro de un mes

La prolongación de la línea del ferrocarril de cercanías Móstoles-Laguna hasta Embajadores, cuya inaguración ha sido aplazada en dos ocasiones desde el verano pasado, podrá abrirse al tráfico el próximo mes de febrero, según Renfe. Este trayecto es utilizado diariamente por 50.000 personas y su extensión hasta Embajadores podría suponer un crecimiento de entre 15.000 y 20.000 viajeros, de acuerdo con las previsiones del Consorcio Regional de Transportes.

Según un portavoz del Ministerio de Transportes, responsable de la construcción de esta prolongación que tiene una longitud de casi cuatro kilómetros, "las obras se terminaron dentro de los plazos, ya hace tiempo". Renfe justifica el retraso de la apertura de la línea en el tiempo que ha requerido el acabado de las salidas de emergencia, la señalización y la electrificación.

El Consorcio de Transportes espera que aumente de forma importante el número de usuarios del ferrocarril de cercanías procedentes de la zona suroeste de Madrid debido a las mayores posibilidades de comunicación que ofrece la estación de Embajadores con las líneas del metro. Renfe, que cifra este aumento de usuarios en un 10%, tiene previsto incrementar el servicio en uno o dos coches con el fin de mantener las frecuencias de tiempo actuales entre tren y tren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de enero de 1989