Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avianca pide el procesamiento de tres controladores por el accidente aéreo de Mejorada

Los abogados de las líneas aéreas colombianas Avianca han pedido el procesamiento de los tres controladores qué prestaban servicio en el centro de Paracuellos del Jarama (Madrid) cuando se estrelló en Mejorada del Campo (Madrid), el 27 de noviembre de 1983, un Boeing 747 de la compañía, accidente en el que murieron 181 de los 192 pasajeros.El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcalá de Henares, Pedro Cano-Maillo, recibió ayer un auto de la Audiencia Provincial de Madrid que le insta a practicar nuevas diligencias antes de decidir sobre la procedencia o no de dictaminar auto de procesamiento contra los tres controladores aéreos encargados del seguimiento del avión siniestrado.

El auto recibido por Cano-Maillo va acompañado por el escrito de los abogados de Avianca en el que solicitan el procesamiento de los tres controladores, a los que acusan de "imprevisión, imprudencia o impericia grave, o alternativamente de delito contra la seguridad de la aeronave con el resultado de siniestro".

En el escrito de los abogados de Avianca la compañía colombiana reconoce que el piloto del avión siniestrado cometió graves errores, como confundir los datos del altímetro, pero afirman que el trágico final podría haberse evitado con una ayuda profesional y oportuna por parte de los puestos de control. Según Avianca, los controladores José Antonio Carbonell Robles, Antonio Villuenda Andrés y Antonio Pérez Piqueras, se desentendieron del seguimiento del aparato durante los tres minutos críticos en que el avión se desvió de su ruta hacia el carril de aproximación hasta el fatal desenlace. Los abogados de Avianca piden, además del procesamiento de los tres controladores, que estos profesionales o, en su defecto, el Ministerio de Transportes en calidad de responsable subsidiario, paguen una fianza cifrada en 7.066 millones de pesetas.

El Juzgado número 2 de Alcalá de Henares, cuyo titular era entonces el magistrado Modesto de Bustos, remitió en 1985 el sumario a la Audiencia Provincial de Madrid, recomendando el sobreseimiento del caso al considerar que no existían responsables.

No obstante, la Audiencia ha remitido de nuevo el sumario al referido juzgado de Alcalá, para que reanude las investigaciones, puesto que considera insuficientes las diligencias practicadas hasta ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 1988

Más información

  • La Audiencia Provincial ordena nuevas diligencias