Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pueblo italiano elige alcalde al candidato de la Camorra

La Mafia se ha apuntado un nuevo triunfo. En el pueblo de Quindici, en la provincia italiana de Avellino, a dos pasos de Nápoles, corazón del reino de la nueva Camorra de Raffaele Cuttoló, los partidos tradicionales han sido derrotados en las elecciones municipales por el clan de la familia Graziano, uno de cuyos miembros, Carmine Graziano, ha sido elegido alcalde.

Quindici es un observatorio nacional y lo allí ocurrido revela cómo es imposible vencer al crimen organizado con medidas de represión cuando no existe la voluntad ciudadana de cambiar.

El nuevo alcalde ha obtenido un río de votos, dejando en la cuneta a democristianos y comunistas, que habían presentado en lista personajes fuera de toda sospecha y competentes.

De nada sirvió que hicieran campaña los dirigentes de las grandes formaciones. Más de la mitad de los votantes lo hizo con olor a Mafia, pese a que los dos últimos presidentes de la República, Sandro Pertini y Francesco Cossiga, destituyeron a varios alcaldes de la familia Graziano, al estar condenados o reclamados por la Justicia.

Los partidos tradicionales esán consternados y se acusan unos a otros de no haber estado lo suficientemente unidos para acabar, tras 20 años de vergüenza, con el clan camorrista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de diciembre de 1988