Un incendio en un tanque de combustible de Campsa provoca la alarma en Santander

Un incendio de medianas dimensiones, aunque muy aparatoso, se declaró ayer en un tanque de combustible en las instalaciones que Campsa tiene en el centro de Santander cuando un grupo de trabajadores procedía a su limpieza. Las llamas provocaron una gran humareda y la caída de una parte del techo del tanque, lo que provocó unos instantes de alarma al temerse que se tratara de una explosión. Este tanque contenía residuos de gasóleo.

La espectacularidad de las llamas y el intenso humo alarmó a la población próxima al siniestro y en un principio se temió por una posible evacuación de los vecinos.La Delegación del Gobierno en Cantabria anunció ayer que interpondrá una demanda contra los responsables de Campsa por negligencia temeraria, al no permitir en un principio el acceso de los bomberos y no haber evacuado la zona, informa Europa Press. Un portavoz de la empresa, por su parte, negó ayer este extremo y subrayó que ellos mismos habían telefoneado a los bomberos.

Fuentes de la empresa manifestaron ayer que se había solicitado también la colaboración del servicio contraincendios del aeropuerto de Santander, aunque no había ningún peligro ya que los tanques que se encontraban al lado estaban totalmente vacíos y desgasificados. El fuego, que fue controlado enseguida, se extinguió poco antes de las cuatro de la tarde, seis horas después de iniciarse.

Los tanques de Campsa en Santander se encuentran ubicados a unos cien metros de la barriada de Castilla Hermida, una de las zonas más pobladas de la capital cántabra. El presidente de esta comunidad, Juan Hormaechea, ha solicitado varias veces a la Admistración central que busque otro lugar, en las afueras de la ciudad, para estos depósitos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS