Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ex amante de Michel Domínguez ratifica al juez que fue inducida al perjurio

María Ángeles Balsategui, conocida como Blanca, ex amante del inspector Michel Domínguez, ratificó ayer ante Baltasar Garzón, juez de la Audiencia Nacional, que el empresario Francisco Paesa, al que conoció como Alberto Seoane, le había presionado para que cometiera perjurio en favor de Domínguez y del subcomisario José Amedo. Ambos policías están implicados en la organización de los GAL.

La mujer respaldó ya el pasado 14 de noviembre la versión facilitada por la ex amante de Amedo, Inmaculada G. P., acerca de que los dos policías habían participado en la organización del último atentado cometido por los GAL, en el que resultó muerto el refugiado Juan Carlos García Goena.Las ex amantes de los dos agentes aseguraron que el explosivo que fue colocado en el vehículo de García Goena fue manipulado en el domicilio de Inmaculada G. P., y que el atentado se realizó como venganza de Amedo y Domínguez contra sus superiores, quienes consideraban que les estaban dejando sólos.

La declaración de ayer de Balsategui estuvo dedicada fundamentalmente a las presiones recibidas de Francisco Paesa. La mujer ratificó que conoció al empresario por indicación de Amedo y Domínguez y detalló las entrevistas mantenidas con él. Explicó que Paesa, que en todo momento utilizó el nombre de Alberto Seoane, le entregó 150.000 pesetas y le advirtió que si contaba la verdad podría caer el Gobierno. Según la ex amante del inspector, Paesa le dijo que trabajaba para un ministerio.

Gonzalo Casado, defensor de los dos policías, pedirá en breve la ampliación de declaraciones, nuevas diligencias y previsiblemente careos para aclarar posibles contradicciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1988