La justicia de Estados Unidos decreta el arresto domiciliario de David Owen

El Departamento de Justicia de Estados Unidos decretó el pasado martes el arresto domiciliario de Conan David Owen, el fotógrafo norteamericano entregado a su país el pasado día 7 después de permanecer casi dos años en la cárcel Modelo de Barcelona por narcotráfico. El propio Owen comunicó ayer EL PAÍS su "enorme felicidad por hallarme en casa, junto a los míos".

Owen ha sido sometido a lo que las autoridades estadounidenses denominan vigilancia electrónica, ya que una pulsera especial que le ha sido colocada en su muñeca indicará al sheriff del condado si abandona su domicilio sin permiso.El fotógrafo declaró: "Debo permanecer en la casa de mis padres, en Annandale, en Virginia, sin poder salir a la calle y avisando a las autoridades cuando tenga que hacerlo por una urgencia". También comentó: "Esta situación se prolongará hasta marzo, cuando las autoridades deberán concederme la libertad provisional". El detenido realizó estas declaraciones poco después de ser visitado por algunos de sus amigos, aunque reconoció: "La fiesta de llegada la celebraremos por todo lo alto" durante el Día de Acción de Gracias.

La familia Owen se mostró sorprendida, pero "entusiasmada", por la celeridad con que las autoridades estadounidenses han concedido este régimen penitenciario tan especial para David Owen. "La rapidez nos ha sorprendido, pero no el hecho, ya que sabíamos que el tratado que permitió a David regresar a los Estados Unidos, especificaba que las autoridades judiciales podían confiar en él y enviarlo a casa en cuanto ellos quisieran", declaró la madre del detenido, Raquel Owen.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS