La OPEP vuelve a retrasar su intento de acuerdo para reducir la producción

Los 13 ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estaban ayer a punto de entrar en su segunda semana de negociaciones en Viena sin que se vislumbrara la posibilidad de llegar a un acuerdo que reduzca, con vistas al año 1989, su producción global, que en la actualidad puede superar los 21 millones de barriles diarios. La disputa entre Irak e Irán continuaba siendo el principal obstáculo para el acuerdo.

Mientras el precio del crudo sigue a la baja en los mercados libres internacionales, los 13 ministros de la OPEP retrasaron hasta hoy una reunión formal del plenario de la conferencia, que estaba prevista que comenzara a primeras horas de la mañana y que luego fue convocada para la tarde. El ministro libio, Fawzi Shakshousi, que se entrevistó a mediodía con su colega iraní, señaló ayer que "todavía seguimos sin convencer a las dos partes en litigio".Algunos expertos anticipaban que la OPEP, que a pesar de los bajos precios no tiene dificultades para vender su producción como consecuencia de la mayor demanda invernal en los países consumidores, puede retrasar definitivamente la conferencia hasta mediados de diciembre para dar tiempo a que los dos países del golfo Pérsico acerquen sus posturas.

El ministro iraní, sin embargo, reiteró el martes en Viena la oposición de su Gobierno para que se iguale su cuota de producción (formalmente establecida en 2,4 millones de barriles) con la de Irak. Paradójicamente, los dos países superaran con creces, y desde hace varios meses, esta cuota de producción teórica, y ambos amenazan con incrementarla si la OPEP no admite sus posiciones.

Propuesta saudí

Irak ha mostrado su interés por una propuesta saudí para, en lugar de llegar a una equiparación de su cuota de producción, al menos igualar la de exportación, lo que significa que en la contabilidad de la OPEP se incluyera por vez primera el criterio de exportaciones en lugar de las producciones a pie de pozo, que abarcan también los consumos domésticos.Pero la delegación iraní, que había mostrado cierta flexibilidad hacia la idea en la reunión que ocho ministros de la OPEP celebraron el pasado octubre en Madrid, rechazó la, propuesta después de consultar al Gobierno en Teherán. Por su lado, el ministro iraquí, cuyo país se ha marginado en los dos últimos años del sistema de cuotas de la OPEP, insistió en que la postura de su delegación no ha cambiado.

La OPEP tiene formalmente establecido un techo máximo de producción en torno a 17 millones de barriles diarios (incluyendo a Irak, que no admite la suya). Pero este límite global no se ha respetado desde hace meses y ha llevado al cártel a una situación tal que, como resultado de una producción que supera los 21 millones de barriles diarios, los precios del crudo en los mercados libres llegan hasta ocho dólares por debajo de los oficiales.

Ayer, tanto el brent británico como el texas intermediate norteamericano, recularon algunos centavos (situándose en una franja entre 12 y 13 dólares), mientras que el dubai del golfo Pérsico descendía hasta rozar los 10 dólares.

La conferencia de Viena trata ahora de volver a un sistema de cuotas máximas, hasta un límite de 17,4 millones, para el próximo año. Al tiempo ha cifrado su objetivo de precios en un repunte paulatino hasta llegar a 18 dólares por barril.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS