Dimite una viceministra de Zimbabue, acusada de quemar la casa de una rival en amores

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, se ha visto obligado a aceptar la dimisión de la viceministra para Asuntos Políticos, Shuvai Mahofa, una viuda de más de 50 años, madre de seis hijos ya adultos. El pasado mes de septiembre, Mahofa fue absuelta por un tribunal de la acusación de haber mandado a dos hombres para que quemaran la casa de una prostituta de la que la viceministra sospechaba que mantenía una relación amorosa con su amante, a su vez, un hombre casado. La viceministra, además, se vio obligada a negar durante el juicio que ella hubiera ejercido la prostitución en el pasado.Sin embargo, a pesar de que Mugabe defendió en público a su viceministra, a la que calificó de "fantástica mujer absolutamente volcada hacia su trabajo en el partido", el presidente se vio obligado a aceptar la dimisión, ya que en un referéndum los habitantes de Butu votaron en contra de que siguiera representándoles en el Parlamento.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS