Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maite Zúñiga, vigilante nocturna en la academia de la Ertzaintza

La mejor atleta española tiene problemas para seguir sus entrenamientos

Maite Zúñiga, la mejor atleta española del año, que en Seúl se convirtió en la primera mujer del atletismo nacional en alcanzar una final olímpica, ha sido destinada, a su regreso, al servicio de vigilancia de la Ertzaintza (policía autonómica vasca), según informa Efe. Una semana de cada tres le corresponde turno de noche. Ante la imposibilidad de entrenarse con normalidad para los Juegos Olímpicos de Barcelona, Maite Zúñiga ha solicitado la excedencia de la Ertzaintza, pero sus superiores están dispuestos a tramitar un cambio de destino más adecuado para una deportista de elite.

Maite Zúñiga, de 23 años, ingresó hace cuatro en la Ertzaintza. Cuando fue destinada al servicio de vigilancia en las dependencias de la academia tenía a las puertas los Juegos de Seúl. "Conseguí que me destinaran a un puesto de monitora de educación física para no interrumpir mi preparación. Al regreso de Seúl he tenido que incorporarme a mi nuevo destino, pero la irregularidad de los turnos me impide entrenarme adecuadamente".La atleta, que vive ilusionada con la posibilidad de ganar una medalla olímpica en Barcelona, decidió entonces solicitar la excedencia. Sus superiores le indicaron que si lo solicitaba podría disfrutar de un destino más apropiado para una atleta sin tener que abandonar su trabajo en la Ertzaintza. "No he acudido a ningún organismo oficial para que me tramiten el cambio. Sé que me será suficiente seguir el conducto reglamentario para conseguirlo. La Ertzaintza siempre se ha portado bien".

La mejor española

Maite Zúñiga fue séptima en la final de los 800 metros de Seúl y se convirtió en la primera mujer española que disputó una final olímpica. A comienzos de temporada realizó la mejor marca mundial de esta distancia, 1.57.45 minutos, que ha quedado como la undécima del año. Ningún otro atleta español ha establecido esta temporada una marca que le permita estar entre los 11 mejores atletas de 1988. Maite Zúñiga estableció durante el verano los récords de España de 800 y 1.500 metros, prueba ésta en la que sus posibilidades de éxito son mayores, pero que no pudo afrontar en Seúl porque una lesión le acortó su preparación. Esta atleta es uno de los pilares del equipo que competirá en los Juegos Olímpicos de Barcelona y está al máximo nivel en el plan de ADO 92 (Asociación de Deportes Olímpicos para 1992).Fuentes de la Federación Española de Atletismo y del Consejo Superior de Deportes aseguraron desconocer el problema de la atleta, al tiempo que mostraron su disposición a interceder por ella. La federación ya realizó gestiones, a iniciativa de la atleta, antes de los Juegos Olímpicos para que disfrutara de un permiso prolongado con el objeto de preparar mejor su participación en Seúl: "Nunca hemos encontrado obstáculos en la Policía Autónoma Vasca cuando hemos solicitado una situación ventajosa para Maite Zúñiga". Un portavoz del Consejo Superior de Deportes, por su parte, aseguró: "El Consejo está en condiciones de arreglar la situación. Ésa es precisamente una de las funciones de Herminio Menéndez, asesor ejecutivo del presidente para las relaciones con los deportistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de noviembre de 1988