Mapfre absorbe a la Mutua Agropecuaria, entidad patronal con más de 110.000 asociados

La mutua patronal del grupo Mapfre ha absorbido a la Mutua Agropecuaria, entidad que recauda unos 1.000 millones de pesetas anuales y asegura los accidentes de trabajo de más de 110.000 personas en la agricultura y la industria. El mutualismo patronal avanza así en un proceso de concentración que parece todavía inacabado. Las cuatro primeras mutualidades (Mapfre, Asepeyo, Mutua General y La Fraternidad) controlan ya más del 50% de esta parte de la Seguridad Social gestionada por entidades privadas.

La absorción de Mutua Agropecuaria, fundada en 1933, se realizará mediante la adquisición de sus activos y pasivos. Esto supone que Mapfre deberá asumir las pérdidas acumuladas en los últimos años por dicha entidad. La mutualidad adquirente proyecta cargarlas, una vez valoradas a sus resultados de 1988, pese a lo cual fuentes de la misma señalaron que éstos superarán los 3.400 millones de pesetas alcanzados el año pasado.Mutua Agropecuaria cubre las prestaciones económicas sanitarias y económicas en caso de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de más de 110.000 trabajadores de 13.000 empresas. Un 60% de éstas son explotaciones agrícolas, y el resto, compañías industriales.

Ingresos anuales

Tras la operación, Mapfre Mutua Patronal cubrirá los riesgos profesionales de 1.210.000 trabajadores. Sus ingresos anuales superarán los 37.000 millones de pesetas, lo que la consolidará en el primer puesto dentro de las mutuas patronales. Este sector, que gestiona fondos considerados como propios por la Seguridad Social, recaudó el año pasado unos 169.000 millones de pesetas.La cuota de mercado de la mutua patronal de Mapfre supera ligeramente el 20%. A este porcentaje se aproxima Asepeyo. Las dos siguientes entidades reúnen en torno al 7%. Por tanto, entre las cuatro primeras ya controlan más del 50% de los ingresos del mutualismo patronal, en el que operan 124 entidades actualmente. Buena parte de tal concentración se debe a que en los últimos 20 años han desaparecido, en la mayoría de los casos por absorciones de las grandes, medio centenar de mutuas.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, encargado de la vigilancia y tutela de las mutuas patronales, ha impulsado recientemente el proceso de concentración. Éste se considera inacabado en medios del sector porque todavía hay algunas entidades con déficit y porque hay grandes posibilidades de realizar economías de escala.

Las cotizaciones a las mutuas patronales son reguladas por la Seguridad Social, a la que deben ser transferidos un 80% de los beneficios del sector, cercanos a 7.000 millones de pesetas el año pasado. Pese a que los presupuestos iniciales para el presente año apuntaban a un incremento de poco más del 10% en la recaudación de las mutuas patronales sobre los 169.000 millones de pesetas de 1987, medios del sector indican que el incremento real quizá llegue a superar el 15%. La desviación al alza la atribuyen al aumento del empleo y la actividad económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de noviembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50