Madrid y Valencia tienen el presupuesto más bajo de todas las televisiones públicas

Los canales autonómicos de Madrid y del País Valenciano mantienen para 1989 los presupuestos más bajos del conjunto de las televisiones públicas. Mientras Radiotelevisión Española tiene una previsión presupuestaria de 185.000 millones de pesetas, Radiotelevisió Valenciana (RTVV) ha aprobado una dotación de 4.212 millones y, en el caso de Madrid, la cifra es de 4.000 millones, según datos del consejo de administración de Radiotelevisió Valenciana.

Fuentes de TV-3 aseguran que el presupuesto de la radio y televisión autonómicas para 1989 se sitúa alrededor de los 18.000 millones de pesetas, mientras que en el País Vasco el presupuesto es de 8.361 millones y, en Galicia, de 6.175, millones.

En el caso valenciano, 4.002 millones de pesetas corresponden a la subvención de la Generalitat, otros 200 millones se prevén de ingresos comerciales -sobre las emisiones del último trimestre- y 10 millones procederán de ingresos financieros. La aprobación de los presupuestos sufrió demoras por parte del consejo de administración.

Ratificación

Anteayer fueron firmados ante notario los documentos de constitución de las sociedades públicas de la radio y la televisión valenciana. Con ello quedan ratificados también los nombramientos de los directores de ambas sociedades: la periodista Rosa Soibes, para la radio, y el arquitecto y ex realizador de TVE Rafael Cano, para la Televisió Valenciana (TVV).Ambos han sido designados por el director general de RTVV, Amadeu Fabregat y, hasta hace poco, prestaban sus servicios en el centro territorial de TVE en Valencia. La retribución del director de TVV será de 6.200.000 pesetas anuales, en tanto que la directora de la radio percibirá un millón de pesetas menos.

El presidente del consejo de administración de RTVV, Enrique Linde, que mantiene cierto enfrentamiento con el director general del canal autonómico, expresó recientemente su descontento al conocer por la Prensa la designación de los directores de las sociedades.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS