Un informe forense concluye que Escobedo murió "antes de ser colgado"

Rafael Escobedo, condenado a 60 años de cárcel por el asesinato de sus suegros, los marqueses de Urquijo, y cuyo cadáver fue encontrado el pasado 27 de julio colgado en su celda del penal de El Dueso (Cantabria), murió "antes de ser colgado y de forma distinta". Ésta es la conclusión de un informe complementario realizado por tres forenses de Madrid a partir de los datos de la autopsia del cadáver encargado por la acción popular del caso, que lleva el abogado Marcos García Montes, según informó anoche el programa Hora 25 de la cadena SER.

Según este informe, que hoy será entregado a la juez de Santoña,(Cantabria) actualmente encargada del caso, Escobedo no murió por asfixia de la sábana de la que colgaba al ser encontrado, ni por sobredosis de heroína ni cocaína. Los restos de cianuro encontrados en los pulmones de Escobedo en un análisis del Instituto Nacional de Toxicología son uno de los datos "pero no el único" que han llevado a los tres forenses a concluir que Escobedo murió antes de su ahorcamiento, según declaró a la SER José Antonio García Andrade, uno de los expertos.García Montes confirmó que el informe complementario de los forenses parte de una iniciativa personal suya.

Para el letrado, "parece ser que la hipótesis del asesinato es la más lógica" y, en ese caso, "el presunto asesino estaría involucrado en la muerte de los marqueses, porque Escobedo tenía en octubre o en noviembre la tribuna pública del juicio contra Mauricio López Roberts", amigo de Escobedo.

La autopsia practicada al cadáver de Escobedo el mismo día que su cuerpo fue encontrado colgando de una sábana en su celda concluyó que el fallecimiento había sobrevenidp por asfixia provocada por ahorcamiento y su etiología se vinculó en un principio a un suicidio. El entonces juez instructor de la causa, José Antonio Alonso Suárez, declaró que no ordenaría una segunda autopsia.

El fiscal en el caso del asesinato de los marqueses, José Antonio Zarzalejos, decidió la semana pasada su reapertura tras las declaraciones a Interviú de Salvador Puchal, compañero de celda de Escobedo, y por el periodista Matías Antolín, amigo del fallecido. Ambos señalaron que Escobedo les aseguró que su padre y el administrador de los marqueses participaron en el asesinato.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción