LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

El fiscal no recurrirá el auto de prisión contra el policía

El fiscal general del Estado, Javier Moscoso, anunció ayer que la Fiscalía no presentará recurso contra la decisión de la Audiencia Nacional de mantener en prisión a los policías José Amedo y Michel Domínguez, acusados de estar relacionados con los GAL. Fuentes jurídicas manifestaron que es lógica la posición de Moscoso, pues el fiscal no había pedido la libertad de los dos policías, sino que no se oponía a ella y argúía motivos técnico-jurídicos.Moscoso, por su parte, explicó que su decisión de no oponerse a la libertad no se basa en las cartas de tres mercenarios portugueses que exculpaban a Amedo y que deberán ser valoradas en otro momento, sino en que la situación procesal no era la adecuada: "Los dos policías son personas aforadas, y, como tales, la valoración de la prisión sobre la base de la existencia de indicios de criminalidad correspondía al tribunal con compeIencia para procesar, pero no al juez instructor", afirmó Moscoso. "Éste sólo podría haber decretado la prisión ante el temor de que los aforados hubieran podido eludir la acción de la justicia".

Más información
El abogado que gestionó las cartas de los 'gal' cree que le contrataron personas ligadas a la defensa de Amedo

"Para poner un ejemplo", agregó el fiscal del Estado, "supóngase una querella contra el presidente del Gobierno, que tiene fuero ante la Sala Segunda del Supremo, que es la que debe juzgarle. Si la solución adoptada en este caso fuese correcta, cabría suponer que el magistrado que por delegación del tribunal tuviese la responsabilidad de instruir el sumario, podría acordar la prisión antes de procesarle. Entonces mi pregunta es: ¿De qué le serviría entonces al presidente su fuero, si la consecuencia más importante del procesamiento es que la prisión la asume el instructor? En estos casos la prisión en base a indicios debe ser una decisión subsiguiente al procesamiento".

El fiscal del Estado precisa que su posición ha sido la de persecución del delito y de participar en las pruebas necesarias para el esclarecimiento de los hechos. Además, dijo, interesó el procesamiento y la prisión provisional si éste se producía. Moscoso recordó que en sus instrucciones al fiscal del caso le especificaba que no rectificara escritos anteriores, y justo en el escrito último se solicitaba el procesamiento, con el añadido siguiente: "Todos los delitos calificados, excepto los de falsificación y uso público de nombre supuesto llevan aparejada la prisión provisional".

Al recordarle la existencia de presos preventivos que no han sido procesados, el fiscal general del Estado contestó que no conoce ningún sumario con presos aforados sin haber sido previamente procesados, y mucho menos con prisión prolongada durante meses.

Preguntado si es partidario del fuero policial, Javier Moscoso contestó: "Personalmente no simpatizo con él, pero debo atenerme a la legalidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre las críticas de los grupos parlamentarios, el fiscal matizó: "Entiendo que esas manifestaciones se han producido desde la emoción o del compromiso político, pero tengo la impresión de que ninguno de los opinantes ha visto ni una sola página del sumario y yo tengo que actuar desde la realidad del proceso".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS