El Instituto Nacional de Hidrocarburos invertirá 571.000 millones de pesetas hasta 1992

El Instituto Nacional de Hidrocarburos (INH), que integra a las cuatro empresas de Repsol (Campsa, Hispanoil, Butano y EMP) y a Enagas, invertirá 571.000 millones de pesetas en el período 1989-1992, según se desprende de los primeros borradores del programa de actuaciones, inversiones y financiación (PAIF) del próximo año y las previsiones para los tres años sucesivos. Estas inversiones se financiarán en su práctica totalidad con recursos generados por las empresas del grupo. Repsol prevé obtener un cash-flow (beneficios más amortizaciones) de 507.000 millones en ese período, a los que hay que añadir otros 58.000 millones de Enagas.

El Ministerio de Industria y Energía ha dado ya su visto bueno a las previsiones de inversión y financiación de Repsol y de su empresa filial, Enagas, para el período 1989-1992, que suponen el mantenimiento de la política llevada a cabo durante el año largo de funcionamiento de Repsol; es decir, fuertes inversiones en áreas como exploración de hidrocarburos o distribución y comercialización y práctica autofinanciación mediante los recursos generados por las empresas del grupo.Para 1989, el PAIF del Instituto Nacional de Hidrocarburos prevé unas inversiones de 211.000 millones de pesetas, de los que 186.000 corresponderán a las empresas agrupadas en Repsol, y 25.000 millones a Enagas. De estas inversiones, las mayores dotaciones para el próximo año corresponden a distribución y comercialización, a lo que se dedicarán 60.000 millones, destinados a desarrollar las redes de distribución de Campsa y EMP. Le siguen en importancia las inversiones destinadas a exploración y producción de hidrocarburos (47.000 millones), diversificación (45.000) y al plan de desarrollo del gas natural, al que se destinarán 25.000 millones de pesetas el próximo año.

Estas proporciones se mantienen en términos similares para los planes de inversión de los tres años siguientes (1990-1992), hasta sumar la cifra total de 571.000 millones para los cuatro años, de los que 506.000 corresponderán a las empresas de Repsol y 65.000 al plan de desarrollo del gas natural de Enagas.

Plan financiero

En cuanto a la financiación, el PAIF de 1989 prevé un cash-flow de 122.000 millones para Repsol y 12.000 millones para Enagas. Para completar la financiación, el INH prevé unas desinversiones de 26.000 millones de pesetas -todas ellas en Repsol-, un endeudamiento de 81.000 millones en Repsol y 3.000 en Enagas, y aportaciones del INH y del FEDER -fondos para el desarrollo de la Comunidad Europea- por valor de 8.000 millones de pesetas para Enagas. De estas cifras hay que descontar 43.000 millones destinados al reparto de dividendo y pago de impuestos de las empresas de Repsol.

Para el período total de cuatro años, las previsiones apuntan a unos recursos generados de 507.000 millones de pesetas en Repsol y 58.000 en Enagas; créditos por valor de 123.000 millones para Repsol; desinversiones que reportarán en torno a 64.000 millones de pesetas para todo el grupo INH. Las aportaciones totales del INH a Enagas en los próximos cuatro años ascenderán a 19.000 millones de pesetas, a las que hay que añadir otros 12.000 millones procedentes del FEDER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS