Policías de Palencia se niegan a distribuir un cuestionario sobre delincuencia

Policías de la comisaría de Palencia, encargados de patrullar las calles de la ciudad, se han negado a obedecer una orden por la que debían realizar un cuestionario escrito entre propietarios de establecimientos públicos para recabar información sobre actividades delictivas en la zona. Los policías consideran que el cuestionario resulta ineficaz y despierta un fuerte rechazo entre los ciudadanos consultados.El comisario jefe de Policía en Palencia, Gabriel del Pilar, ha ordenado la apertura de un período de información para determinar con precisión los agentes que se niegan a realizar este servicio. Las respuestas de los policías se remitirán a la Dirección General de la Policía para que determine si la negativa de los agentes puede ser considerada motivo de sanción.

Los policías estiman que la búsqueda de información compete a los agentes de la escala ejecutiva, antiguos miembros del Cuerpo Superior de Policía, y no a los policías que patrullan la ciudad, que pertenecen a la escala básica. La negativa está apoyada por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que afilia a la mayoría de los agentes que se niegan a realizar este servicio.

Este plan se enmarca dentro de una serie de medidas de seguridad ciudadana para disminuir el número de delitos en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de septiembre de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50