Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inespal demandará a las aseguradoras por impago de los daños producidos en la factoría de San Ciprián

Industria Española del Aluminio, SA (Inespal), cabecera de las actividades de producción de aluminio del Instituto Nacional de Industria (INI), demandará al Consorcio de Compensación de Seguros y al pool de aseguradoras responsables de cubrir el riesgo por las pérdidas causadas en su avanzada factoría de San Ciprián (Lugo). La decisión de Inespal, que será formal a finales de mes, se produce ante el no remitido por las compañías a la hora de hacer frente a las pólizas. La cantidad total a demandar al seguro se acerca a los 11.000 millones de pesetas.

La virtual decisión de llevar a los tribunales a las aseguradoras se precipitó en Madrid a principios de semana, tras una reunión mantenida en la mañana del lunes en la sede del INI. Del lado asegurador, la resolución no ha causado excesiva sorpresa. American Home Insurance (AHI), tenedora del riesgo del coaseguro, contaba ya desde junio con los servicios del gabinete de abogados de Gómez-Acebo y Pombo para una batalla legal que se perfila como complejísima y cuya solución final, en caso de no llegarse a un acuerdo, sentará jurisprudencia.Al producirse los daños en el complejo de San Ciprián, considerado como uno de los más sofisticados de Europa, Inespal puso en marcha una reclamación contra el Consorcio, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda y que posee en España el monopolio de la cobertura de riesgos derivados de catástrofes naturales, acciones terroristas, vandalismo, tumulto o motín. La cantidad reclamada, referida únicamente a los daños materiales, se valoraba en unos 1.800 millones de pesetas. Paralelamente, Inespal iniciaba también con la abridora de la póliza, la pública Musini, los mecanismos de cobro de los riesgos de pérdida de beneficios; cubiertos a su juicio por pólizas a todo riesgo, "una modalidad de seguro que se está demostrando desastrosa ya que tiene mucho de riesgo y poco de todo, según el comentario de uno de los implicados en el contencioso. Una tercera acción se planteaba contra el broker de la operación de reaseguro, Marsh McLennan.

El grupo de sociedades españolas implicadas en la cobertura de los daños causados por el "caso Casón" integra además de Musini, filial del INI, a la Unión y el Fénix, Plus Ultra, La Estrella, Banco Vitalicio, y Aurora Polar. El riesgo, disperso como es tradicional en este tipo de negocio, era compartido en cantidades sustanciales en el coaseguro internacional entre American Home Insurance (AHI), de Estados Unidos y la británica Lloyd's, entre otras.

Tras ponerse en marcha la maquinaria de reclamaciones, la valoración inicial y la responsabilidad de las aseguradoras vendrían determinadas por el informe sobre el siniestro encargado a Toplis & Harring.

Una vez sopesada la información, la compañía responsable de la cláusula de control en el contencioso, AHI, comunicó a Inespal durante el mes de junio su decisión de no pagar. Anteayer, el Consorcio de Compensación del Seguro se plegó a la decisión del grupo asegurador, al considerar que en el caso Casón no concurren los supuestos cubiertos por él.

La virtual decisión de ir a juicio, perfilada definitivamente en la reunión del lunes que obligó al presidente de Inespal a interrumpir un viaje de negocios, no es aún oficial, "No se ha tomado una decisión formal", declaraba anteayer un portavoz de Inespal. Medios de la empresa aclaraban sin embargo que "la postura de Inespal, y de su propio presidente, es ir hacia el procedimiento legal". Fuentes solventes tanto en Inespal como en el propio INI, dan por hecho el inicio de las acciones legales tras la junta general convocada en Inespal para el próximo día 28.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de septiembre de 1988

Más información

  • La empresa pública reclama cerca de 11.000 millones de pesetas