El paro registrado descendió de nuevo en agosto, pero aún representa el 18,79% de la población activa

El paro registrado -es decir, el número de personas que teóricamente buscan activamente trabajo a través de las oficinas de empleo del Instituto Nacional de Empleo (Inem)- descendió en agosto en 31.222 personas, lo que coloca este índice en un 18,79% sobre la población activa. Para el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, este descenso es significativo, ya que coloca el paro registrado en el nivel de septiembre-octubre de 1986, y la tasa de paro, a los niveles de finales del año 1984. Por el contrario, el paro en el sector industrial aumentó en más de 7.000 personas.

En dicho mes, el número de personas registradas sin empleo era de 2.744.820 personas, cifra que ofrece un descenso de 278.826 trabajadores en el año en curso, con una variación negativa del 9,23%, en los ocho primeros meses del año. La variación mensual (sobre el mes de julio), por su lado, es del 1,12 %, mientras que la registrada sobre el mismo mes del año anterior es 2,38%.Las distintas centrales sindicales valoraron ayer de forma diversa el descenso del nivel de empleo. Para Comisiones Obreras, el paro en España continúa siendo "altísimo", ya que es el doble de la media europea, lo que demostraría la incapacidad del Gobierno para generar empleo en una situación teóricamente de crecimiento alto en los últimos dos años".

Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) califica de "insuficiente" la desaceleración del paro y matiza que será necesario esperar a septiembre, cuando las cifras no son tan estacionales, para dar una valoración definitiva. La central socialista, que señala que más del 50% de las colocaciones registradas obedecen a medidas de fomento de empleo, reclama a su vez una política activa y consensuada para hacer frente al problema del paro.

La Confederación Sindical Independiente (CSI) matiza la cifra dada por el Gobierno al afirmar que "agosto es un mes tradicionalmente positivo en el incremento de las ocupaciones", cuando aumenta la oferta de trabajo en el sector turístico. Añade que en agosto "sigue descediendo el porcentaje de empleo fijo en relación con el número de colocaciones totales", y concluye que "es insatisfactorio el ritmo de creación de empleo neto".

A Juicio de Comisiones Obreras, "no hay, por tanto, a pesar de este crecimiento (del empleo), la relación que debería haber en cuanto a la reducción del paro, lo que demuestra una vez más la apuesta del Gobierno en función y en favor de los beneficios empresariales, mientras los trabajadores siguen marginados del crecimiento económico".

Comunidades autónomas

El paro registrado por el INEM disminuye en agosto en todas las comunidades autónomas, con excepción de la Comunidad Valenciana, en la que aumenta en 1.459 parados. Del resto, hay que resaltar los descensos que se producen en Baleares (-3,78%), en la cornisa cantábrica (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco), en Castilla y León y Navara, con descensos superiores en todas estas comunidades al 2%.Por sectores de actividad económica, el descenso mayor se produce en el colectivo de personas sin empleo anterior (20.638 personas, un 2,4%) y en servicios (15.467 personas), lo que confirmaría que el tipo de trabajadores que han encontrado un puesto de trabajo son eventuales en la industria del turismo.

Desciende también el paro en el sector agrícola y en la construcción, mientras que el número de personas sin empleo en el sector industrial experimenta un crecimiento de 7.435 personas, extremo que a juicio de expertos denotaría que está creciendo el paro en el tejido industrial tradicional de la economía española, pese al incremento del producto y de la actividad económica general.

El descenso del paro ha afectado tanto a varones (-1,21%) como a mujeres (-1,06%). Sin embargo, en relación al mismo mes de 1987 se ha producido una disminución de 165.148 hombres inscritos como parados, mientras que ha aumentado en 98.291 el número de mujeres registradas como paradas. La incorporación creciente y acelerada de mujeres al mercado de trabajo en los últimos trimestres, como consecuencia de la evolución favorable de la creación de empleo, es aducida por el Gobierno como la causa de esta tendencia. Por edad, el descenso ha afectado más a los jóvenes menores de 25 años (1,39%) que a los mayores de esa edad (0,95%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de septiembre de 1988.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50