Estudio de viabilidad para recuperar 22 pueblos de León abandonados en los años sesenta

La diputación de León elabora en estos momentos un estudio de viabilidad para la recuperación de 22 pueblos de montaña de los cerca de 55 de la provincia, abandonados en los años sesenta por diversas causas. El informe se centra en las inversiones necesarias en obras para el arreglo de los accesos y la instalación del agua corriente potable y suministro eléctrico (en la mayoría de estos pueblos que contaban con luz el transformador ha sido desmantelado para ser vendido como chatarra).

El coste no será inferior a los 500 míllones de pesetas. La experiencia piloto afecta a pueblos de la montaña central, Maragatería, Bierzo Alto, Omaíla y Luna. La diputación estudia así mismo la rehabilitación de dos pueblos, Mirantes de Luna y Camposolillo, que fueron expropiados por la Confederación Hidrográfica del Duero y posteriormente deshabitados debido a la construcción de los embalses de Barrios de Luna y Porma, respectivamente.

Para la recuperación de localidades como Palacios de Compludo, Montes de la Ermita o Urdiales de Colinas, tres de los 22 pueblos que serán rehabilitados, la diputación ha iniciado contactos con algunas familias del lugar, en la actualidad domiciliadas en otras provincias, a las que se les facilitarían los medios necesarios para su vuelta de nuevo al pueblo. El organismo provincial gestionaría una línea de créditos a bajo interés para la adquí sición de ganado y material agrícola.

Las incógnitas sobre la situación jurídica en la que se encuentran los terrenos de estos pueblos; fincas comunales y particuilares, registros de propiedad, ayuntamientos y catastro, después de veinte años, supone en principio una dificultad que tratará de solucionar la diputación leonesa antes de iniciar la ejecucíón de los respectivos planes de recuperación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS