Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido muy grave por un disparo cuando era cacheado por la Guardia Civil

Fernando Ángel González Cardano resultó herido muy grave por un disparo de un guardia civil cuando, según la versión oficial, se abalanzó sobre el guardia que procedía a identificarle. Fuentes oficiales dijeron a Efe que el joven, junto con Raimundo Hernández Hernández, que fue detenido, fue sorprendido por una patrulla de la Guardia Civil cuando robaban las ruedas de un automóvil en la localidad navarra de Allo, sobre las 6.30. Cuando estaban cara a la pared para ser cacheados, Fernando Ángel González "se volvió y se lanzó sobre el guardia civil, y a éste, en el forcejeo, accidentalmente, se le disparó el arma".Trasladado al hospital de Estella ingresó en el servicio de urgencias. Según un portavoz, "presentaba shock intenso a raíz de herida por arma de fuego en región torácica", con "orificio de entrada a seis centímetros por encima de la mamila derecha, con quemaduras en la periferia a quemarropa. Presenta orificio de salida a unos tres centímetros por debajo de la clavícula izquierda".

González Cardaño es natural de Baracaldo y residente en Viana, de 26 años, de profesión mecánico, es soltero y con una hija, Sheila, de cuatro años. Su padre, Fernando González, aseguró que "no concibo cómo unos profesionales como la Guardia Civil para pedir la documentación tenga que utilizar la pistola".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de agosto de 1988