Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encierro de 4.000 números polacos para exigir que se legalice Solidaridad

Cuatro mil trabajadores iniciaron ayer la ocupación de la mina de carbón Manifest Lipcowy, en Jastrzebie, cerca de Katowice, al sur de Polonia, para exigir la legalización del sindicato Solidaridad, que preside el premio Nobel de la Paz Lech Walesa, según informaron fuentes de la oposición. Varios cientos de policías han acordonado la zona.El director de la mina ha ordenado la paralización de la producción. Los trabajadores han formado un comité de huelga de 32 miembros que ha elaborado una plataforma con 20 reivindicaciones, entre las que se encuentran los aumentos de salarios y la readmisión de varios despedidos, además del reconocimiento de Solidaridad, suspendido tras la proclamación de la ley marcial en diciembre de 1981.

Polonia es el cuarto productor mundial de carbón, y éste constituye la principal fuente de divisas del país.

El conflicto comenzó el lunes por la noche, cuando cuando unos 300 mineros se negaron a trabajar bajo tierra. La protesta se extendió rápidamente a unos 2.000 trabajadores del turno de noche y otros tantos del diurno, a la mañana siguiente.

Lech Walesa declaró telefónicamente desde su domicilio en Gdansk que "tales acciones se reproducirán porque las reformas se están produciendo con mucha lentitud y sin la participación de la sociedad".

Manifest Lipcowy fue el centro de una de las grandes huelgas del verano de 1980, que culminaron con el acuerdo entre los trabajadores y el Gobierno que permitió el nacimiento de Solidaridad, primer movimiento sindical independiente del bloque socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988