Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una 'grapo', acusada de participar en el asesinato de Sanmartín

Rosario Narváez Ternero, presunta integrante del comando Coruña de la organización terrorista Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), acusada de participar en el asesinato del empresario Claudio Sanmartín, fue detenida ayer en Gijón, tras un tiroteo con la policía. Rosario Narváez iba acompañada por otros dos individuos, que lograron huir tras el enfrentamiento.Según fuentes policiales, uno de ellos tia sido identificado como Laureano Ortega Ortega, jefe del único comando operativo de los GRAPO que el 27 de mayo pasado asesinó al empresario gallego Claudio Sanmartín. El secretario del delegado del Gobierno en Asturias, Juan Moll, indicó que una de las pistas que puso a la policía tras el comando fue el intento de extorsión a un notario gijonés, a quien obligaron a extender dos cheques.

Los presuntos terroristas pretendían, sobre las 10 de la mañana, cobrar los cheques, por importe de dos millones de pesetas, en una entidad bancaria de la plaza del Carmen que no se les aceptó, cuando fueron abordados por la policía. Respondieron a la acción policial abriendo fuego y causando una herida leve en una mano a uno de los agentes.

Dos de los miembros del comando lograron huir por separado, mientras que la mujer se parapetó en un quiosco de periódícos, donde fue detenida. El dispositivo policial montado instantes después para tratar de localizar a los dos presuntos terroristas no había dado ningún resultado positivo a última hora de la tarde aunque ocasionó retenciones en la autopista Gijón-Oviedo-Avilés.

La policía había informado que el comando de Galicia se había desplazado a Asturias, lo que originó un seguimiento por parte de la policía asturiana que se inició el jueves. En este seguimiento se detectó a los tres componentes del grupo terrorista, produciéndose un tiroteo. La policía, según su información, no contestó a los disparos por el gran mímero de personas que se encontraban en la calle en ese momento.

Falsificaciones

Rosario Narváez llevaba dos carnés de identidad falsos, uno a nombre de María Elena F. S., natural de Xirivella (Valencia) y otro a nombre de Ana María N. G., nacida en Guadalajara. La detenida llevaba una pistola P6E calibre 8 milímetros, marca RECK, con una bala en la recámara y cuatro en el cargador.

Fuentes oficiales mantienen un absoluto mutismo con respecto a la operación policial, que había sido preparada con antelatción ante la posibilidad de un atentado de los GRAPO en Asturias.

Los GRAPO ha reaparecido con cierta frecuencia en los últimos meses en Asturias. En una de las ocasiones disparó por error contra un empleado de banca en su piso de Oviedo causándole heridas graves.

En aquella ocasión los miembros del comando fueron detenidos instantes después.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 1988