Detenidos otros nueve presuntos estafadores en relación con supuestas revistas oficiales

El grupo de estafas de la Brigada de la Policía Judicial de Barcelona y agentes de la comisaría de La Jonquera (Gerona) han detenido a nueve personas presuntamente relacionadas con la red de estafadores desarticulada el pasado abril y que se dedicaba a captar anuncios para revistas privadas de pequeña tirada que, por sus nombres, simulaban ser oficiales. Entre los detenidos se encuentra un comandante de la Guardia Civil retirado.

Los nueve presuntos estafadores, que vienen a sumarse a las 14 personas que ya fueron detenidas en los meses de abril y junio en relación con el caso, eran los encargados de montar y gestionar la infraestructura de la organización en diversas provincias.Según revelan las investigaciones policiales, estas nueve personas gozaban de una cierta libertad de actuación, a través de la cual contrataban publicidad de forma fraudulenta y posteriormente cobraban un 50% o una comisión fija de los ingresos a los propietarios de las editoriales de las revistas.

Los detenidos son el comandante retirado de la Guardia Civil Teodoro Pelayo García, arrestado en Alicante; Antonio Villén Pérez, Antonio Sosa Arencibia y Manuel Martínez Angosto, detenidos en Valencia; Julián Planes Martínez, en Madrid; Fructuoso Saez Llarena, en Bilbao; el expresidente de la Hermandad de Caballeros Legionarios Jesús Esteve Roca, en Logroño; y Mateo Escribano Carrero y Carlos Masllet Vergés, este último gerente de una empresa de seguridad, que han sido detenidos en Barcelona.

Operación iniciada en abril

La desarticulación de la red se inició a mediados del mes de abril, con la detención de siete personas, pero hasta el mes de junio no fue capturado uno de los supuestos jefes de la organización, el teniente coronel del Ejército Mariano Aguilar Olivencia, que fue encarcelado por orden judicial.Otro de los detenidos fue José Luis Riva, profesor de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Barcelona. La policía cree que los implicados han estafado más de 1.000 millones de pesetas a unos 35.000 empresarios. Se da la circunstancia de que alguno de los anunciantes, coaccionado por la red bajo amenazas de represalias de la Administración, había llegado a insertar publicidad en más de 20 revistas.

La policía confía en seguir practicando detenciones en las próximas semanas, ya que hasta el momento se han tomado unas 6.000 declaraciones a los estafados. Según cifras aportadas por la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, unas 250 personas pueden haber trabajado para la red delictiva.

Las empresas editoras, algunas de las cuales tenían 10 años de antigüedad, imprimían pocos ejemplares de cada revista y enviaban algunos números a las instituciones públicas a las que simulaban estar vinculadas, para dar así la sensación de ser un negocio legal.

En los consejos de redacción de varias de las revistas figuraban los nombres de conocidos generales y mandos del Ejército, alguno de los cuales asegura que no fue consultado para ello.

Las revistas que eran empleadas para la estafa tenían cabeceras tales como Policía Civil, Policía Judicial y Administrativa, Recaudación, Magistratura, Mando, Sanidad Nacional, Boletín informativo de la Inspección Nacional del Trabajo, Boletín Informativo de leyes y reglamentos de Hacienda, Patronal y Turisinter.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de agosto de 1988.

Lo más visto en...

Top 50