Inminente revisión judicial de la causa contra el alcalde de Robledo de Chavela

El juez de instrucción de San Lorenzo de El Escorial, José Luis Zarco, resolverá en fecha inminente si mantiene el sobreseimiento de la causa contra el alcalde de Robledo de Chavela, el invidente José Luis Iglesias Montero (PSOE), acusado de realizar abusos deshonestos con cinco niños de la localidad, o reforma su anterior decisión, según ha solicitado la acusación particular.

Los familiares de las supuestas víctimas estiman que subsisten los indicios que llevaron al juez a procesar a Iglesias, mientras que la abogada de éste asegura que la investigación judicial practicada desvirtuó las denuncias formuladas en marzo de 1987.El procesamiento del alcalde Iglesias fue confirmado el 10 de abril de 1987, pero posteriormente el juez instructor practicó una serie de diligencias que le llevaron, el 13 de mayo de 1988, a decretar el sobreseimiento provisional de la causa y el archivo de las actuaciones. Contra esta decisión recurrió la acusación particular, que invocó los argumentos que llevaron al juez a procesar a Iglesias para solicitar la continuidad de la causa contra el alcalde. La defensa de éste impugnó el recurso de la acusación y alegó que los hechos no habían sido probados.

Según fuentes próximas al caso, el juez Zarco resolverá sobre el recurso de reforma en fecha inminente, y en caso de que mantenga el sobreseimiento de la causa, la decisión última corresponderá a la Audiencia Provincial de Madrid. El juez instructor, y en su caso la Audiencia, tendrán que sopesar si, como dicen las familias acusadoras, las manifestaciones de los niños sobre los supuestos abusos de Iglesias -incluida la penetración de algunos de ellos- revelan que persisten los motivos que condujeron al procesamiento del acusado.

Por el contrario, según la tesis de la abogada Francisca Cobos, tales manifestaciones "no han sido acreditadas en el curso de la práctica de las diligencias de prueba'". Cobos recuerda que tras la inicial decisión de procesar se llevó a cabo "toda una serie de pruebas testificales e incluso periciales que han llegado a desvirtuar el contenido del inicial criterio del instructor". En concreto señala que tanto la exploración de los niños como la prueba sobre la condición de invidente de Iglesias, negada por los denunciantes, conducen a "la falta de acreditación de la existencia del delito por el que se le inculpaba" y cuya "probanza", recuerda la abogada, "corresponde a quien acusa".

Elegido alcalde

Por otra parte, según informa Luis Esteban desde Robledo de Chavela, cuando el 16 de marzo del año pasado Iglesias, de 30 años, fue detenido por la Guardia Civil, formaba parte de la oposición en el Ayuntamiento de dicha ciudad como portavoz del Grupo Socialista. Desde la oposición, Iglesias había acusado al anterior alcalde, José Luis Ventosinos -expulsado de AP-, de una presunta malversación de fondos públicos por un valor de 20 millones de pesetas. Este caso está pendiente de resolución judicial.Como consecuencia de estos hechos, algunos sectores del pueblo atribuyeron las acusaciones contra Iglesias a una maniobra política de la ultraderecha. El resultado de las elecciones municipales de junio de 1987 fue que Iglesias pasó de concejal en la oposición a alcalde de la localidad, tras haber permanecido tres días en la prisión de Carabanchel.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción