La velocidad media del tráfico en Madrid desciende a 14,3 kilómetros por hora

La velocidad media del tráfico en Madrid bajó en diciembre, enero y febrero últimos un 10% respecto a las mismas fechas de 1987, según un informe de la concejalía de Circulación y Transportes. Esta cifra confirma la caída en picado de la velocidad de circulación, que ha bajado de 17,6 kilómetros por hora en 1985 a 14,3 en febrero de 1988. El caos del tráfico desborda el centro de Madrid; en la periferia ha disminuido la velocidad un 14% en los tres meses citados.

El Ayuntamiento achaca la situación al incremento del parque automovilístico de Madrid, que crece una media del 5% cada año y se sitúa en torno a 1.100.000 vehículos. La celebración de numerosas manifestaciones en la ciudad en los primeros meses del año también ha tenido su parte de culpa.Los grupos de la oposición municipal acusan al equipo de gobierno de ausencia de planificación y de falta de ideas para acabar con los continuos atascos de tráfico. Sus propuestas alternativas van desde la prohibición del tránsito a vehículos privados en el distrito de Centro (Izquierda Unida), hasta la construcción de una veintena de pasos subterráneos (AP).

El CDS va más allá en sus críticas y pide la eliminación de los numerosos puntos negros de la ciudad (más de 140 muertos en accidentes en el término municipal de Madrid en 1987, una quinta parte en la M30).

La velocidad de los vehículos en tránsito por la ciudad ha ido disminuyendo año tras año ante la pasividad municipal. De los 17'66 kilómetros por hora de media en 1985, se pasó a 16,60 en 1986 y 15'96 en 1987

Los datos disponibles de este año sirven para confirmar esa tendencia. La velocidad de los vehículos descendió en febrero cerca del 7% en el centro de la ciudad y más del 14% en el resto del casco urbano. Los automóviles privados circularon por Madrid en esas fechas a 14'32 kilómetros por hora, por debajo incluso de la velocidad media de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Boletos de la ORA

Otro dato significativo del informe de Circulación y Transportes es el descenso en 1987 en la venta de boletos de la Operación de Regulación del Aparcamiento (ORA). La media mensual fue de 842.000 boletos, frente a los 930.000 vendidos; al mes en 1986.

Esta fuerte tendencia a la baja se ha roto este año con la entrada en vigor del sistema de embargo de las cuentas banacarias. En febrero se vendieron un total de 978.000 boletos, un 7% más que el año anterior por las mismas fechas.

La oposición critica el escaso poder efectivo de la ORA, ya que sólo se tramita el 10% de las 19.000 multas que a diario se imponen por infrigir la regulación del aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de junio de 1988.