Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores abandonan su encierro en el pozo "Arbás"

Los ocho trabajadores de Antracitas de Busdongo y Carbonia que permanecían encerrados desde el pasado día 6 en el interior de la mina Arbás, de Pajares, en demanda de mejoras sociales y económicas abandonaron en la noche del pasado lunes la medida de presión tras concertar con la dirección de la empresa el inicio de una ronda de negociaciones en la delegación provincial de Trabajo. No obstante, la primera reunión celebrada ayer no arrojó ningún resultado positivo.

Los trabajadores - 115 en plantilla-, que se encuentran en huelga indefinida desde el día 19 de mayo, exigen la renovación de varios contratos a punto de finalizar, la fijeza para otros eventuales y la aplicación inmediata del convenio vigente.Por otra parte, hoy continúa el cierre patronal del grupo Paulina de Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP) en Villablino, ordenado hace nueve días. Los 336 trabajadores de¡ grupo iniciaron un paro indefinido con anterioridad a esta fecha por diferencias de criterio en el precio de los destajos en una capa.

En el pozo Mariángela, de la empresa minera Virgilio Riesco, de Santa Marina de Torre, con 172 trabajadores, la presencia de bolsas de aire viciado en la primera planta del pozo y una inundación en la segunda obligaron a suspender la actividad laboral de varios relevos el pasado lunes.

El sindicato regional de la minería de CC OO ha convocado una huelga general en la minería asturiana para mañana, jueves, en defensa del sector y particularmente en solidaridad con los trabajadores de la empresa Hullasa. El SOMA-UGT estaba deliberando ayer si se sumaba o no a la convocatoria, informa Javier Cuartas desde Oviedo. CC OO ha anunciado también el Inicio de movilizaciones en el otoño proximo en defensa del sector minero regional.

En otro orden de cosas, la dirección de Minas de Figaredo, de¡ Instituto Nacional de Industria, decidió suspender ayer el cierre patronal decretado el lunes. Un portavoz sindical anunció ayer que hoy se firmará el convenio colectivo y plan a medio plazo negociado con la empresa, ambos con una vigencia de cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 1988