Muere a los 90 años el ex presidente italiano Giuseppe Saragat

En la madrugada de ayer, mientras dormía, falleció Giuseppe Saragat, padre de la socialdemocracia italiana y ex presidente de la República. Tenía 90 años. Con Saragat desaparece otro de los padres de la República Italiana. Su prestigio moral era tan grande, que en las últimas consultas para la formación del nuevo Gobierno el presidente de la República, Francesco Cossiga, en consideración de su precario estado de salud, se desplazó a su casa para, consultarle.El líder socialista fué el primer presidente de la Asamblea Constitucional, y en 1947, tras la escisión de Palazzo Barberini, creó el nuevo partido socialista, que al principio se llamó Partido Socialista de Trabajadores Italianos, y después, y hasta el momento, Partido Socialista Democrático Italiano (PSDI).

Como Pertini, también Saragat conoció el exilio (en Viena y París), y más tarde, al regresar a Italia, fue encarcelado por los nazis, aunque, ayudado en un plan de fuga por Pertini, ambos lograron huir de la cárcel romana de Regina Coeli.

Tuvo en su larga carrera varios cargos ministeriales, pero, sobre: todo, el líder socialdemócrata se dedicó a su partido, hasta que el 28 de diciembre de 1964, tras 22 votaciones, fue elegido presidente de la República, donde dejó una buena imagen.

Menos suerte tuvo el viejo león con su partido, aplastado siempre entre una fuerza comunista cada vez más socialista y un partido socialista de Nenni cada vez más socialdemócrata. De hecho, Saragat ha muerto llevándose la amargura de ver a su partido en los últimos meses de nuevo zarandeado por los escándalos, que obligaron en marzo pasado a dimitir a su secretario, Franco Nicolazzi, por el asunto de las llamadas, "cárceles de oro". Pero ya anteriormente otros dos secretarios socialdemócratas habían tenido que dimitir: Mario Tanasi, por el escándalo de los aviones de la. Lockheed, que le costó ser encarcelado, y Luigi Longo, acusado de haber pertenecido a la logia secreta P-2, de Licio Gelli.

En este momento, los socialdemócratas están divididos en dos bandos, mientras que el líder socialista Bettino Craxi intenta anexionarlos a su partido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS