Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU cree que "aún queda mucho" para un acuerdo sobre las bases

La secretaria de Estado adjunta de EE UU para Europa, Rozanne Ridgway, reiteró el miércoles en el Congreso el "disgusto" norteamericano por la salida de los F-16 de España. Dijo que "aún queda mucho trabajo por hacer para llegar a una conclusión satisfactoria" en la negociación sobre las bases.Ridgway indicó al subcomité de Europa de la Cámara de Representantes: "Aunque los derechos y los privilegios de EEUU continúan protegidos por un año [el acuerdo expiró el pasado día 14], deseamos acabar la negociación pronto". Contraponiendo la actitud italiana a la española, Ridgway agradeció la buena voluntad de Italia al considerar la aceptación del ala 401 de Torrejón, que "es otro ejemplo del amplio apoyo de este país por los intereses de la seguridad occidental".

La comisión técnica hispanoestadounidense, integrada fundamentalmente por militares, que ha discutido durante dos semanas en Washington los últimos detalles laborales, fiscales y jurídicos del convenio defensivo entre los dos países, concluye hoy sus trabajos y los representantes españoles regresarán mafiana a España. Subsisten aún diferencias, no importantes políticamente, que los expertos no se han sido capaces de superar

Según fuentes de la comisión, es dificil que el nuevo acuerdo pueda estar redactado a mediados de junio, fecha que se venía barajando para la firma del convenio bilateral sobre las bases.

En Washington no se ha solucionado el problema de los 1.200 trabajadores españoles ocupados ahora en la base de Torrejón, con niveles salariales superiores a los que podría ofrecer España, que pueden perder sus puestos de trabajo con la salida de los aviones F-16.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988