Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González difunde en Manila una declaración institucional de apoyo al Ministerio de Educación

El presidente del Gobierno español, Felipe González, hizo pública ayer una "declaración institucional", escrita de su puño y letra, aunque leída por el secretario general de la oficina del portavoz, expresando su apoyo a la política e intenciones del ministro y del Ministerio de Educación. Con esta declaración, hecha a través de un procedimiento inusual "para evitar interpretaciones erróneas", Felipe González trataba de matizar sus declaraciones del día anterior, en las que señaló que el titular de Educación, José María Maravall, "está desgastado".

FERNANDO JÁUREGUI ENVIADO ESPECIAL, El presidente, que evitó hacer personalmente manifestaciones sobre el particular, prefiriendo acudir a la vía de esta declaración apresuradamente escrita minutos después de haber aterrizado en Manila, tras 16 horas de vuelo, probablemente volverá hoy sobre el tema, ya que tiene previsto un encuentro con los periodistas que cubren su visita oficial a Filipinas.La declaración, leída pero no comentada por Santiago Varela, número dos de la oficina del portavoz del Gobierno, señala que la política de reforma educativa llevada adelante por el ministro de Educación y Ciencia desde hace cinco años "es la del Gobierno, que en todo momento ha analizado y respaldado los distintos pasos que se han ido produciendo". Igual respaldo se muestra hacia "las posiciones adoptadas por el Ministerio de Educación y Ciencia en las conversaciones con los representantes de los enseñantes".

"El Gobierno, y personalmente el presidente del Gobierno, ha seguido la evolución de los acontecimientos de los últimos meses con la preocupación del deterioro que puede producirse en el área de la enseñanza pública, que hemos considerado como una prioridad en la acción del Gobierno sin descuidar un solo momento un tratamiento justo de la enseñanza privada", continúa la declaración.

Igualdad de oportunidades

El texto del presidente del Gobierno añade algunos párrafos para criticar "la dureza con la que algunos grupos se han opuesto a la reforma educativa en los últimos años", por razones "de mantenimiento de canales educativos privilegiados, contrarios a la igualdad de oportunidades que deseamos para los jóvenes".

Al Gobierno, según la nota, le gustaría creer que "más allá de las discrepancias que se plantean en una sociedad democrática, se entienden estas razones de fondo por todos aquellos enseñantes, alumnos y ciudadanos que desean que la escuela sirva de fundamento para desarrollar una sociedad que trate por igual a los niños y jóvenes en función de sus méritos y no de su posición social o cualquier otra circunstancia".

Antes, el ministro de Economía, Carlos Solchaga, que acompaña a González, dijo que la propuesta gubernamental a los enseñantes debe mantenerse "porque es la lógica". "No se pueden modificar las prioridades establecidas en función de las protestas primaverales", dijo Carlos Solchaga.

Miembros del séquito de González, que llegó a media tarde de ayer a Manila admitieron que el presidente les había expresado previamente su preocupación ante la posibilidad de que sus declaraciones sobre el desgaste de Maravall "abriesen un ambiente de crisis". El propio Solchaga aseguró que no veía tal ambiente de crisis.

Pero funcionarios que acompañan a González admitieron que "parece caber en lo posible" una remodelación del Gabinete "antes del verano".

Respaldo del partido socialista

Por su parte, destacados miembros de la dirección del PSOE y del Grupo Parlamentario Socialista manifestaron ayer a este diario su respaldo a la gestión global de José María Maravall a la vez que coincidieron en presagiar la sustitución de éste al frente del Ministerio de Educación y Ciencia en primer reajuste de Gobierno que lleve a cabo Felipe González, previsiblemente antes del verano próximo, informa Juan G. Ibáñez.

Todos los consultados reconocieron que les impactó el comentario hecho por el presidente del Gobierno durante una entrevista en Radio Nacional de España el pasado miércoles en el sentido de que Maravall esta "desgastado" por los conflictos a que ha tenido que enfrentarse en el curso de la reforma de la enseñanza en los últimos cinco años.

Si bien precisaron que el ministro de Educación y Ciencia ha contado con el pleno apoyo de González y que el citado comentario de éste no puede ser interpretado en modo alguno como una sutil desautorización, aludieron a que "la permanencia que lleva en el cargo Maravall es casi un récord entre sus homólogos de otros países europeos".

La perspectiva del relevo de Maravall es contemplada con especial aprobación desde el entorno de Alfonso Guerra, con quien el ministro de Educación mantiene desde hace mucho tiempo una relación distante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988

Más información

  • Destacados dirigentes del PSOE presagian el relevo de José María Maravall