Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tokio registró su caída más importante desde el 'lunes negro'

Las bolsas registraron fuertes caídas ayer en Europa y Japón como consecuencia de los temores inflacionistas, que podrían producir una elevación de los tipos de interés norteamericano, informa Sherson Lehaman-Hutton. Durante la reunión de la OCDE en París, el secretario del Tesoro norteamericano, James Baker, declaró a la Prensa que en EE UU las autoridades no ven los riesgos relativos a la inflación como una amenaza inminente, "francamente no anticipamos que la inflación en Estados Unidos exceda las previsiones de la Administración para este año, situadas en torno al 4%".Sin embargo, los analistas en distintos mercados temen la posibilidad de que se produzca un relanzamiento de la inflación teniendo en cuenta la situación de la economía norteamericana y la evolución en los precios de las materias primas, que crecen en ambos casos a ritmos muy acelerados.

En Japón, el índice Nikkei cedió 394 puntos, es decir, un 1,42%, siendo ésta la mayor caída desde los 587 puntos registrados el 26 de diciembre.

En Londres, el índice Financial Times perdió 25 puntos en los primeros compases de la sesión, recuperándose, no obstante, al cierre. En Francia, el mercado sufrió un retroceso de casi un 1%, y en la República Federal de Alemania un 1,9%.

El mal comportamiento bursátil comenzó a hacerse otable tras la publicación de las cifras comerciales norteamericanas en las que se detectó un fortísimo aumento de las exportaciones que podría poner a prueba la capacidad de la industria de aquel país.

A media sesión, la Bolsa neoyorkina perdía 16 puntos, situándose en 1.934, mientras que la cotización de los bonos, sobre todo en vencimientos a corto plazo, registraba pequeños repuntes, principalmente debido a lo que los norteamericanos llaman flight to quality: el trasvase de fondos provenientes de las bolsas hacia papel del Tesoro norteamericano a corto plazo.

Por otra parte, el presidente de la Reserva Federal, Allan Greenspan, comparecerá hoy ante el Congreso para explicar los proyectos de reforma de los mercados bursátiles. Se espera que el jefe del banco emisor de EE UU realice declaraciones en el mismo sentido que Baker, quitando dramatismo a los índices que puedan hacer prever un crecimiento de la inflación y el excesivo crecimiento.

El oro -refugio tradicional de los inversores- alcanzó la cotización más alta en un mes al situarse a 457,25 dólares por onza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1988