FINAL DE LA COPA DE LA UEFA

La mano del Barça es alargada

Jacques Georges, presidente de la Unión Europea de Fútbol Asociación (UEFA), prefiere, por lo visto, la. cocina española a la alemana. Georges no estuvo ayer en el estadio Haberland, de Leverícusen, para entregar la copa al vencedor como era su obligación y prefirió viajar a Madrid con motivo del campeonato de Europa de selecciones sub 16. Su puesto fue cubierto por el portugués Antonio, da Silva, vicepresidente de la UEFA y menos gourmet que su jefe.

La ausencia de Georges podría quedar en una simple anécdota si hace quince días no se hubieran descubierto los planes del Barcelona, que tenía previsto invitar al francés a visitar ayer el Camp Nou con la única intención de restar importancia al triunfo del Español.

Más información

Es probable que Georges lo tuviera todo previsto de antemano, pero más de uno pensó ayer que la mano del Barcelona es muy alargada, sobre todo después de que el Español fuera recibido en Leverkusen bajo las notas del hinmo del Barga. La pitada de los más de 4.000 seguidores blanquiazules hizo que el disco fuera sustituido rápidamente por el del Español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción