Regionalistas, Eusko Alkartasuna y liberales no firmarán hoy el pacto vasco

, Los partidos regionalistas, el Partido Liberal (PL) y Eusko Alkartasuna (EA) no ratificarán hoy el pacto contra la violencia suscrito el pasado mes de enero por los partidos de Euskadi, en desacuerdo con la referencia que se hace en él a la comunidad navarra, salvo en el caso de EA, que lo rechaza porque lo considera carente de contenido práctico. El PSOE, AP, el Centro Democrático y Social, Minoría Catalana, el Partido Nacionalista Vasco y Euskadiko Ezkerra sí estarán presentes, así como la Democracia Cristiana, aunque expresará su reserva sobre la mención navarra.

Una sala del Congreso será utilizada para la rúbrica, que tendrá menor solemnidad que cuando en el mes de noviembre los partidos de ámbito nacional firmaron el primer pacto contra la violencia con la asistencia y firma del presidente del Gobierno, Felipe González.

El diputado de EA Joseba Azkárraga indicó ayer a este periódico que su partido considera que las fuerzas políticas de ámbito estatal se comprometieron "a asumir cualquier acuerdo al que por mayoría llegaran las fuerzas vascas, y entre ellos está la derogación de la ley antiterrorista". Pero, añadió, esta legislación especial no se deroga, sino que pasa a formar parte de las leyes ordinarias. "Además, la firma se hace de forma vergonzante y escondida, sin que haya posibilidad de debate", dijo Azkárraga, no sin precisar que su partido firmó el acuerdo de Ajuria Enea y que continúa asumiéndolo.

Navarra

Jesús Aizpún, de Unión del Pueblo Navarro; Isaías Zarazaga, del Partido Aragonés Regionalista, y Manuel Ramón Izquierdo, de Unión Valenciana, explicaron ayer los motivos por los que no asistirán a la firma. Las referencias a Navarra que se expresan en el pacto de Vitoria son la fuente de la discordia. Según Aizpún, "se aprovecha la ocasión del documento para mantener viva la expectativa de anexión de Navarra a la comunidad vasca".

En tal documento se expresa lo siguiente: "Las diferentes opciones políticas planteadas en torno a la relación de Navarra con la comunidad autónoma vasca tienen su cauce de resolución en el marco de la Constitución, del Estatuto de Gernika y de la ley de Reintegración y Amejoramiento, que contemplan la posibilidad de su incorporación al régimen autonómico vasco".

El Partido Liberal encuentra además discrepancias entre el texto de Ajuria Enea y la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado mes de abril sobre la ley de Territorios Históricos, según la cual "la actualización de los derechos históricos supone la supresión de aquellos que contradigan los principios constitucionales". Como el preámbulo del acuerdo vasco dice que la vigencia de los derechos del pueblo vasco están precisamente en su legitimidad histórica, el PL considera que "se reabre algo zanjado por el Tribunal Constitucional", dijo el presidente del PL, José Antonio Segurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 12 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50