El socialdemócrata Rodrigo Borja, favorito en las elecciones presidenciales de Ecuador

En la elección presidencial de hoy en Ecuador se enfrentan el populismo, representado por el abogado de Guayaquil Abdalá Bucaram, de 36 años, y la socialdemocracia, con su candidato, Rodrigo Borja, profesor universitario, de 52 años. Casi todas las encuestas, dan como seguro vencedor a Borja. Algunos observadores no excluyen la sorpresa, porque el populismo de Bucaram es un fenómeno imprevisible.

Casi 4,7 millones de votantes están convocados a las urnas para elegir hoy el futuro presidente de Ecuador entre los vencedores en la primera vuelta del 31 de enero. El resultado de entonces fue una sorpresa al quedar Bucaram entre los dos primeros. Esto ha dejado sin opciones a la derecha clásica ecuatoriana, que se enfrenta a una elección entre la peste y el cólera o, como comentaba drásticamente un sacerdote, "entre un ateo y un loco". El porcentaje de abstención y votos nulos o en blanco puede ser considerable.El populismo de Bucaram abarca desde los sectores marginales de los suburbios hasta los capitalistas de origen árabe o la nueva oligarquía de la costa, enfrentada a la tradicional de la sierra. A pesar de su lenguaje desgarrado y su eslogan "la fuerza de los pobres", Bucaram cuenta con el apoyo económico de sectores de la oligarquía a la que tanto ataca verbalmente.

El sociólogo Alejandro Moreano escribió ayer en el diario Hoy que "Bucaram aparece ligado a los pobladores del suburbio guayaquileño y a las fracciones burguesas -sectores financieros importadores, contrabandista-, ciertos pequeños industriales-, que se enententran al margen de los tradicionales centros de poder".

Con Izquierda Democrática (ID), Borja ha creado una estructura de partido socialdemócrata que tiende hacia una posición reformista y modernizadora de las estructuras socioeconómicas de Ecuador. La base de partida de Borja, uno de los vicepresidentes de la Internacional Socialista, para ganar hoy las elecciones no puede ser mejor. En la primera vuelta, Borja sacó 215.000 votos más que Bucaram. Casi todos los partidos que compitieron en la primera vuelta se han pronunciado a favor de Borja. Bucaram sólo cuenta con el apoyo expreso del suyo, el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). Borja dispone además de una estructura organizada en todo Ecuador, mientras que Bucaram se reduce en definitiva a su propia figura y carisma.

Pese a todos estos presupuestos favorables, la gente de Borja estaba nerviosa ayer en Quito. Sobre Borja pesa la imagen del perdedor. La de hoy es su tercera elección presidencial. En 1984, Borja perdió contra el actual presidente, León Febres Cordero, cuando se le consideraba favorito. Borja no ha conseguido imponer una discusión, programática en la campaña electoral y se vio arrastrado al intercambio de injurias y golpes bajos, terreno en el que Bucaram es un maestro consumado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50