Arabia Saudí quiere reducir en 200.000 barriles la producción de la OPEP

, Arabia Saudí efectuó ayer noche, durante la tercera jornada de la reunión en curso de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que tiene lugar en Viena, una propuesta individual para reducir en sólo 200.000 barriles diarios la producción de crudo de la organización. Argelia e Irán anunciaron su intención de oponerse a la contrapropuesta saudita.

El viernes por la tarde, ocho de los países miembros de la OPEP efectuaron una propuesta conjunta destinada a reducir la producción en 300.000 barriles diarios durante dos meses, a partir del 1 de mayo. Esta propuesta no fue recogida por los cuatro países árabes del Golfo -Arabia Saudí, Kuwait, Qatar y Endratos Árabes Unidos-, quienes solicitaron tiempo para poder consultar con sus Gobiernos.

La expectación era ayer grande en los medios petrolíferos internacionales ante la eventual postura a adoptar por los dos países más importantes de la organización, Arabia Saudí y Kuwan. Una negativa de plano a sumarse al recorte de esos 300.000 barriles propuesto por el resto de los miembros del cártel era considerada improbable, entre otros motivos, por su impacto negativo en los precios, ya muy bajos a pesar del incremento de la demanda de los países industriales. El crudo saudita ligero se cotizó el viernes a 15,55 dólares barril, más de dos dólares por debajo de su precio oficial.

Reducir la producción

La oferta, presentada por Argelia, respondía a una propuesta sin precedentes efectuada por seis países no-OPEP -Angola, China, Egipto, Malasia, México y Omán- de reducir en un 5% las exportaciones de ambos grupos al objeto de colocar los precios en tomo a los 18 dólares por barril. Dicho porcentaje equivaldría en términos absolutos a una reducción de 200.000 barriles diarios para los países no-OPEP y de 700.000 para los miembros de la organización. La contraoferta de los ocho miembros OPEP era pues mucho más modesta, aunque en su opinión se trataba de una muestra de la voluntad de cooperar con los productores independientes.

Arabia Saudí, con su contrapuesta de ayer, altera el espíritu de la oferta de los países noOPEP al pedir que la organiza ción disminuya su producción en el mismo volumen que lo hagan los países no miembros, en aplicación estricta del principio de "barril por barril".

Arabia Saudí, lo mismo que Kuwait, insiste que ha hecho ya demasiados sacrificios, con unos niveles de producción actuales situados por debajo de la mitad de su capacidad productiva. La propia OPEP produce hoy en tomo a los 17,5 millones de barriles diarios, frente a los 30 millones de finales de los setenta. El último recorte de la producción de la OPEP tuvo lugar en diciembre de 1987.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS