Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julio Anguita propugna la nacionalización de la banca en su primer mitin en Madrid

Julio Anguita exigió ayer al Gobierno la nacionalización de la banca, en el curso de su primer mitin en Madrid como secretario general del PCE, acto para el que eligió un escenario castizo, la plaza de las Vistillas. En un diálogo, simulado con el presidente del Gobierno, intentó demostrar que éste ni ha llevado a cabo el cambio ni la modernización ha llegado a las clases populares, mientras que Felipe González parececreer "que puede ser el Napoleón de Europa. Ante unas 2.000 personas, Anguita le dijo a González: "Vuestra excelencia se ha aliado con el gran capital". Y apostilló: "Estamos como en la España de El Lazarillo de Tormes, en la de vivir como puedas, en el siglo XVII".

El lider del PCE anunció a su interlocutor imaginario que tras el último congreso, "el Partido Comunista de España pasa a la ofensiva, se constituye junto con Izquierda Unida en alternativa al Gobierno de vuestra excelencia".Anguita intentó mostrar que el "cambio" no se ha producido, en base a que, desde 1982, "hay un millón más de parados y el 90% de los contratos son temporales mientras que los beneficios de la Banca ronda el medio billón de pesetas". "Porque la economía haya mejorado para la Banca y empresas extranjeras no se puede decir lo mismo respecto a la mayoría de los españoles", sentenció. Y para evitar el reproche de que no ofrece alternativas, exigió la nacionalización de la Banca, "porque el control del crédito es fundamental".

El dirigente comunista reprochó a Felipe González que haya hecho bandera del término "modernidad", una expresión "descafeinada respecto a trasformaciones y revolución" y que es ahora "la palabra de la gente guapa, con coche oficial, moqueta y secretaría".

Para probar que la situación de la mayoría es otra, afirmó que en Andalucía se ejerce el "derecho de pernada" para dar empleo a algunas mujeres y que hay campesinos que compran la anotación de peonadas para cobrar el subsidio.

"Picaresca"

"En algunos aspectos la página de la historia no se ha pasado. Estamos como en la España imperial que asolaba Europa y donde había pobreza, la de Rinconete y Cortadillo, la de los mendigos. Estamos viviendo la España de las quinielas, la loto, el vivir como se pueda. Es el fracaso de una política de Estado", afirmó el dirigente comunista en otro momento de su intervención."Vuestra excelencia", continuó desde un estrado orientado hacia el Palacio de La Moncloa, "ha puesto la política al servicio de la clase más retardataria. Esta haciendo una política como la de Cánovas, Sagasta y los políticos conservadores del siglo XIX".

Anguita acusó a Felipe González de haber ejercido de "hábil escamoteador del lenguaje" para engañar al pueblo en el referéndum de marzo de 1986, ya que a su juicio "la entrada en la Unión Europea Occidental supone meter de matute y contrabando el tema de la nuclearización, y por tanto falsea las condiciones para la permanencia en la OTAN". Al igual que hacía en ocasiones en Andalucía, el ex alcalde de Córdoba recriminó al pueblo español el "haberse dejado engañar".

Convencido de que el objetivo de la izquierda en España tiene que ser "una sociedad de pleno empleo en una democracia plena", se adelantó a explicar a González de dónde se puede sacar el dinero para crear trabajo. "De los gastos militares. ¡Fuera!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de abril de 1988