Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ataque con explosivos contra un vehículo de la policía en Vigo

Un artefacto explosivo causó en la madrugada del lunes desperfectos en un microbús de la Policía Nacional estacionado en la calle de García Barbón, en Vigo, junto a un garaje donde habitualmente se guardan los vehículos de la policía. La bomba pudo haber sido lanzada desde un vehículo, según el Gobierno Civil de Pontevedra.Hasta el momento no ha habido reivindicación de la autoría de este atentado, pero la policía sospecha que guarda relación con el perpetrado el pasado 9 de marzo en Santiago contra otro vehículo policial. Las hipótesis apuntan al Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe (Ejército Guerrillero del Pueblo Gallego Libre), que en otros momentos ha reclamado la autoría de atentados con explosivos.

La onda expansiva, que se dejó sentir en un radio de hasta 150 metros, causó daños también en dos turismos particulares y rompió algunos cristales de varios edificios de las inmediaciones. El impacto causó gran alarma entre el vecindario, y la zona fue acordonada de inmediato.

De madrugada, la policía trataba de localizar un Seat Ritmo de color azul y matrícula de Orense ocupado por cinco individuos, ya que sospechaba que pudiera tratarse del vehículo utilizado en el atentado.

Por otra parte, en Castro Caldelas (Orense), la Guardia Civil comprobó que en las últimas horas una explosión había provocado daños importantes en una torreta de alta tensión propiedad de la compañía Iberduero. En el lugar se recogieron 1.200 gramos de un explosivo de procedencia portuguesa, y los artificieros tuvieron que desactivar los paquetes que no habían hecho explosión. Los daños fueron evaluados en unos dos millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 1988