Conmutada la pena de muerte a Bokassa

El presidente de la República Centroafricana, André Kolingba, ha conmutado la sentencia de pena de muerte al depuesto emperador Jean-Bedel Bokassa, quien tendrá que cumplir condena de trabajos forzados, según informó ayer en Bangui la emisora oficial.

Bokassa, de 67 años de edad, un ex sargento que se autoproclamó emperador del país centroafricano, rico en diamantes, fue sentenciado a muerte el pasado 12 de junio por una serie de crímenes cometidos durante sus 13 años en el poder. En el juicio fue declarado culpable de conspiración para asesinar, detención ¡legal de personas y enriquecimiento con fondos del Estado, pero fue absuelto de otros cargos que se le imputaban, entre ellos de canibalismo y de asesinatos de niños.

Bokassa fue derrocado en septiembre de 1979 por un golpe militar llevado a cabo por paracaidistas franceses que lo reemplazaron por su sobrino, David Dacko. Refugiado primero en Costa de Marfil, luego se trasladó a Francia, de donde regresó voluntariamente a su país en octubre de 1986 para enfrentarse al proceso que se le seguía.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción