Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Young Sam renuncia a ser el jefe de la oposición surcoreana

Kim Young Sam, presidente de la principal formación política de la oposición surcoreana, el Partido para la Reunificación Democrática (PRD), anunció ayer en Seúl su decisión de renunciar a su cargo "con el fin de facilitar la reunificación de la oposición", con vistas a las próximas elecciones parlamentarias.Kim Young Sam fue uno de los dos principales candidatos de la oposición -junto con Kim Dae Jung- a la elección presidencial surcoreana, que el pasado 16 de diciembre dio la victoria al candidato gubernamental, Roh Tae Woo. Esa división facilitó el triunfo de Roh Tae Woo, que accederá a su cargo el próximo día 25, en sustitución del actual presidente, Chun Doo Hwan.

El cambio de presidente deberá marcar el inicio de una nueva etapa reformista en Corea del Sur, uno de los nuevos dragones de la economía asiática y país organizador de los Juegas Olímpicos del próximo verano.

"Cualquier otro fallo en el intento de reunificar la oposición contribuiría a aumentar la frustración de los surcoreanos", dijo KimYoung Sam, abogado y político moderado que fracasó en su intento de ganar la elección presidencial. Kim Young Sam se mostró convencido de que sólo una "oposición unida" será capaz de dotar a Corea del Sur de una "verdadera democracia".

En la elección presidencial del pasado mes de diciembre, los "dos Kim" -Kim, Young Sam y Kim Dae Jung- no lograron Hegar a un compromiso para presentar una candidatura única. De haberlo conseguido, uno de ellos podía haber alcanzado la victoria electoral, ya que el candidato oficial, Roh Tae Woo, alcanzó sólo el 36,6% de votos, mientras que Kim. Young Sam y Kim. Dae Jung sumaron el 55%.

La oposición parece dispuesta ahora a intentar la reunificación para presentar un frente común en las elecciones parlamentarias previstas para marzo o primeros de abril. Si lo consigue, el nuevo presidente de Corea del Sur, Roh Tae Woo, tendría que gobernar con una minoría parlamentaria. Los estrategas del Gobierno conflan en que, al igual que la elección presidencial, los surcoreanos preferirán una vía de reformas moderadas y darán otra vez su voto a los candidatos del partido en el poder, el Partido para la Justicia Democrática (PJD).

El segundo partido de la oposición, el Partido para la Paz y la Democracia (PPD), que dirige Kim. Dae Jung, el otro gran perdedor en la pugna presidencial de diciembre, parece también orientado a buscar nuevos líderes, tras la decisión del propio Kim. Dae Jung de dar paso a un "líderazgo colectivo" para su formación política.

La derrota de los dos Kim en la elección presidencial parece relegarlos a un segundo plano político, mientras que nuevos líderes intentan dirigir el futuro de la oposición en Corea del Sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988