Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mallorca pide aplazar su partido con el Sabadell por padecer un proceso vírico 9 de sus jugadores

Antonio Borrás del Barrio, ex árbitro mallorquín y actual presidente de la Federación Balear de Fútbol presentará hoy ante la Federación Española, acompañado de un directivo del Mallorca, la solicitad de aplazamiento del encuentro Mallorca-Sabadell, que debe disputarse mañana en el Luis Sitjar, de Palma. El motivo es el proceso de gastroenteritis vírica que padecen nueve jugadores de la plantilla y que les impide ser alineados. Cuatro de ellos jugaron el pasado domingo ante el Atlético de Madrid que ganó por 7-0, al parecer muy mermados en sus facultades físicas.

Los servicios médicos del Mallorca intentaban ayer identificar el virus que ha atacado a Orejuela, Ezaki, Chano, Higuera, José Bonet, García Cortés, Amer, Nadal y Belza, que han sufrido los últimos días fiebre, vómitos y mareos.El club balear, que mañana debe enfrentarse en partido de Liga al Sabadell, estudió ayer la posibilidad de solicitar ante el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol la suspensión del encuentro.

Después de una larga reunión, la directiva mallorquinista decidió que uno de sus directivos, José Antonio Tensa, acompañado de Borrás del Barrio, solicite hoy el aplazamiento del encuentro pese a que Fernando Vara de Rey, secretario del Comité de Competición aseguró ayer que existen pocas posibilidades de que prospere esa petición. "El aplazamiento", apuntó Vara de Rey, "sólo puede concederse en caso de enfermedad masiva, como le sucedió la pasada temporada al Betis, pero no por un reducido número de bajas, ya que una plantilla está integrada por 20 jugadores".

En principio, los certificados médicos que acompañarán la solicitud del Mallorca señalarán que los nueve jugadores padecen gastroenteritis, pese a que la enfermedad no está del todo confirmada.

El centrocampista Antonio Orejuela fue el primer jugador en sufrir los rigores de la misteriosa enfermedad. Horas antes de que el Mallorca se enfrentara al Athlétic de Bilbao, Orejuela se sintió mal y tuvo que abandonar la concentración. En el transcurso de la semana le siguieron Ezaki, Higuera, Chano y José Bonet. En todos los casos, la sintomatología es la misma: fiebre, vómitos y mareos. Orejuela ha perdido cinco kilos y Ezaki alarmó a los médicos del club al presentar 40 grados de fiebre.

Higuera, asimismo, se sintió mal momentos antes del partido Atlético de Madrid-Mallorca del pasado domingo y el técnico Serra Ferrer le sustituyó a última hora por Trobiani.

Posible relevo

La goleada encajada por el Mallorca (7-0) frente al Atlético de Madrid, en el estadio Calderón, con independencia de que se achaca en parte a la disminución física de Chano, Cortés, Nadal y Bonet, ha hecho que algunos directivos mallorquinistas se planteen el relevo de entrenador y, en este sentido, todo parece indicar que Lorenzo Serra Ferrer contará con una última oportunidad de conservar su puesto, precisamente, en el encuentro frente al Sabadell.El técnico mallorquín sería el primer interesado en forzar el aplazamiento del partido, ya que entre los jugadores afectados por ese virus se encuentran varios titulares como Orejuela, Ezaki, Chano o Higuera, imprescindibles para aspirar a la victoria.

Los dirigentes baleares consideran que, pese a la opinión de Vara de Rey y aunque sea cierto que toda plantilla está compuesta por más de 20 jugadores, las bajas que afectan al equipo titular son lo suficientemente importantes como para solicitar el aplazamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 1988

Más información

  • La merma física de varios titulares, causa de la goleada ante el Atlético, según el club balear