El juez ordena el ingreso en prisión provisional de la baronesa de Pinopar

El magistrado Adrián Varillas Gómez, titular del Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid, decretó ayer la prisión provisional contra Hilda Elisa Bragagnolo, baronesa de Pinopar, presuntamente implicada en una red de tráfico de obras de arte falsas. La policía considera a la baronesa como "la principal responsable y organizadora de tales actividades delictivas", según una nota policial hecha pública ayer. Por otro lado, el ciudadano francés Michel Van Rijn, reclamado por Interpol, ha sido detenido en Marbella (Málaga), acusado de estar también implicado en la misma red.

El juez Varillas, que centralizará la investigación sobre las presuntas falsificaciones, ordenó ayer el ingreso en la prisión de Yeserías (Madrid) de la baronesa de Pinopar, de 55 años, a no ser que satisfaga una fianza de 5 millones de pesetas. La policía ha establecido como método de trabajo de la red de tráfico el siguiente: la baronesa conseguía, mediante compra a particulares, ya sea por subasta o a un anticuario, los cuadros, y los enviaba a restauradores."A continuación, Hilda Elisa documentaba el cuadro con datos históricos de la época y circunstancias personales y sociales del pintor a quien pretendía atribuir la obra. El último paso consistía en la autorización y certificado de autenticidad, a cargo de un experto en arte", añade la nota policial.

El francés Michel Van Rijn, de 37 años, se entrevistó en diversas ocasiones en Málaga con la baronesa de Pinopar. Van Rijn tenía decretada por diversos jueces extranjeros orden de detención internacional por supuesto tráfico ilícito y falsificación de obras de arte. Fuentes policiales añadieron que el ciudadano francés ha pasado a disposición judicial, tras ser interrogado en dependencias policiales.

La policía asegura que el pasado 29 de diciembre se formalizó una operación de venta de tres obras -certificadas como de Manet, Óscar Kokoschka y Verdugo Landís- a un ciudadano de Arabia Saudí, que abonó 8 millones de pesetas. La policía considera que Gonzalo García Pérez, de 49 años, quien también ha pasado a disposición judicial, actuó de intermediario.

Cuadros al Prado

Igualmente, la nota policial señala que Rafael Manzano Martos, de 51 años, director de los Reales Alcázares de Sevilla, fue el perito que garantizó la autenticidad de estas obras y "recibió 300.000 pesetas del ciudadano árabe y 500.000 de Hilda Elisa".En el domicilio madrileño de la baronesa de Pinopar se han intervenido 64 óleos. Funcionarios de la Brigada Regional de Policía Judicial acudieron el jueves al Museo del Prado, en Madrid, para que sus conservadores efectúen un peritaje a los cuadros intervenidos tras la desarticulación de la red de tráfico de obras de arte falsas. Los técnicos del Prado determinarán la autenticidad o falsedad de los lienzos enviados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otro lado, el alcalde de Sevilla, Manuel del Valle, dispuso ayer por decreto que el administrador de los Reales Alcázares, Francisco Mir del Castillo, entregue a la intervención municipal un informe con el estado actual de cuentas y valores depositados bajo su responsabilidad, todo ello acompañado de los preceptivos justificantes, informa Enrique Chueca.

Manuel del Valle precisa en su decreto que este requerimiento obedece a la propia iniciativa de Francisco Mir, quien, según el alcalde, promovió la apertura de un expediente para que la intervención municipal comprobara los pormenores de su gestión administrativa al frente del conjunto monumental. Del Valle, miembro del PSOE, al igual que Mir, no especifica la fecha en que el jefe administrativo solicitó dicho expediente de intervención.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS