Dámaso de Lario

'Relaciones públicas' de España en las antípodas y precursor de la Expo 92

Dámaso de Lario es el hombre de las relaciones públicas de España en las antípodas, como encargado de preparar, para el mes de abril, la representación española en la exposición mundial de Brisbane, inmediata antecesora de nuestra Expo 92 sevillana. Por primera vez, un pabellón de grandes características y ambiciones representará a España en un país en el que, como Australia, por razones geográficas e históricas, se desconoce prácticamente todo sobre la península Ibérica.

"Aunque llevamos 20 años de relaciones diplomáticas, es muy poco lo que los australianos saben de España", confiesa Dámaso de Lario, uno de los pocos diplomáticos españoles que conocen a fondo la realidad de aquel país. De Lario no sólo es el comisario general español para la exposición de Brisbane, sino que, en su calidad de primer secretario de nuestra embajada en Melbourne, deberá probablemente encargarse de preparar el viaje que los Reyes piensan realizar este año al Pacífico sur.El montaje del pabellón español en la Expo de Brisbane es un hito importante en la carrera de Dámaso de Lario, 38 años, de los que 11 los ha dedicado al ejercicio de la diplomacia de a pie: "Se trata de que en Australia conozcan qué va a pasar en España en 1992, que conozcan la nueva España, en general; que conozcan también que nuestro país tuvo una presencia en el Pacífico sur en el siglo XVII, cosa de la que, salvo los eruditos, es algo de lo que no tienen idea".

El pabellón español, uno de los más importantes de la Expo de Brisbane, dedicada genéricamente al ocio en la era de la tecnología, y en la que participarán 34 países entre el 30 de abril y el 30 de octubre, costará más de 250 millones de pesetas, y ocupará una superficie de 537 metros cuadrados. Cuadros de Miró, Dalí VPicasso -"Hay que hacer saber allí que Picasso era español, y no francés"- figurarán en una exposición rotatoria. También pasarán por allí La antología de la zarzuela, Mecano, Serranito y Els Comediants, y se proyectará un audiovisual sobre las realizaciones presentes y futuras de España. El pabellón de nuestro país se completará con reproducciones de mesones y restaurantes típicos, donde se mostrará a los más de 12 millones de visitantes que se espera pasen por Brisbane cómo es la cocina tradicional española.

Pese a su juventud y a su carácter tímido, De Lario ha sido elegido presidente del Colegio de Comisarios Generales y portavoz de todos los representantes internacionales en la Expo 88 de Brisbane. Ello le conferirá un papel de extraordinaria importancia en Australia desde finales de abril hasta finales de octubre, cuando comenzará a desmontarse la exposición; durante ese período será, reconoce, el más famoso de las cerca de 24.000 personas que componen la colonia española en Australia, país mítico, lleno de posibilidades económicas y tradicional receptor de emigración, aunque en la actualidad nuevas leyes hayan frenado la llegada de mano de obra extranjera.

Para colmo, deberá encargarse de preparar una probable visita oficial de los Reyes a Australia, visita que, sin duda, se buscará que coincida con la Expo y sirva para potenciar el pabellón español, del que tanto se espera para dar a conocer las realidades de la nueva España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción