Tres sirios, ejecutados por espiar en favor de Tel Aviv

Tres ciudadanos civiles sirios fueron ahorcados ayer en una céntrica plaza de Damasco, acusados de espionaje en favor de Israel, según informó la agencia de prensa siria.Los tres hombres, que, según la agencia, "se vendieron al enemigo sionista por un puñado de dólares", fueron identificados como Mohamed Salem Yahya Badr, de 40 años, originario de Damasco; Fuad Alí Hasan, de 35 años, procedente del puerto de Latakia, y Adnan Mustafa Mahrouz, de 53 años, oriundo de Hama.

La información oficial no entregó detalles de los delitos cometidos por los ajusticiados, aunque los cuerpos de los tres hombres fueron cubiertos con ropas en las que se habían escrito sus cargos y su condena.

En enero de 1986, dos hermanos sirios fueron también ahorcados por vender a Israel informaciones secretas sobre el potencial militar sirio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de enero de 1988.

Lo más visto en...

Top 50