Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tension entre el Parlamento de Cantabria y el presidente regional, Juan Hormaechea

El presidente del Parlamento cántabro, Eduardo Obregón, declaró ayer a este periódico que la Asamblea regional debatirá en un pleno extraordinario, a celebrar posiblemente el próximo viernes, unas recientes declaraciones del presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, quien no se opuso a la celebración de un referéndum sobre la anexión al País Vasco de Villaverde de Trucíos.

Eduardo Obregón agregó que hoy martes se reunirá con la diputación permanente de la Cámara para decidir si procede la convocatoria del pleno extraordinario. El grupo parlamentario regionalista solicitó también ayer, a través de su portavoz, Miguel Ángel Revilla, la comparecencia de Hormaechea para conocer sus criterios sobre la integridad territorial de Cantabria.Hormaechea declaró el pasado día 2 al rotativo bilbaíno Deia que no se opondría a la celebración de un referéndum sobre la anexión a la comunidad vasca solicitada por Villaverde de Trucíos, con lo que se alejaba radicalmente de las tesis defendidas al respecto por la derecha regional. "Es absurdo pretender", agregó el presidente regional en sus declaraciones a Deia, "que los habitantes de Villaverde sean cántabros contra su voluntad y yo no haría propaganda para que permanecieran en Cantabria". Estas declaraciones han causado enorme malestar en la derecha regional.

Mientras, el presidente regional precisé ayer en una conferencia de prensa que la celebración de un referéndum en Villaverde es decisión exclusiva del Gobierno central y aludió a la España negra "en la que el señor más esquizofrénico podía en nombre del patriotismo aplastar la libertad de la nación y de los ciudadanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de enero de 1988