Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Gobiernos central y vasco iniciarán en enero la negociación sobre el repliegue de las policías estatales

Representantes de los Gobiernos central y vasco iniciarán en la primera semana de enero la negociación técnica sobre el repliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) y su progresiva sustitución por la Ertzantza (policía autonómica vasca). La Junta de Seguridad, el organismo competente en esta cuestión, tiene previsto reunirse el próximo día 7 con un amplio temario, en el que destaca e problema de los mandos de la policía autonómica. "La negociación será larga y requerirá un buen número de reuniones", declararon fuentes de la propia Junta de Seguridad.

La reunión de la Junta de Seguridad, presidida por Julen Elgorriaga, por la parte estatal, y por Eli Galdos, por la autonómica, tiene cuatro puntos en el orden del día. Los dos primeros son el despliegue de la Ertzantza y la adecuación del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. El primero será preseritado por el Gobierno vasco, mientras que el segundo lo será por los representantes del Gobierno del Estado.El Gobierno de la nación está dispuesto a que unos 2.000 guardias civiles, la mitad de los efectivos de este cuerpo en el País Vasco, abandonen la comitnidad autónoma. Este repligue se complementará con la supresión de 10 de las 14 comisarías de policía. El Cuerpo Nacional de Policía mantendrá su presencia en las tres capitales, vascas y en el paso fronterizo de Irún, según los planteamientos del Gobierno central.

La Ertzantza dispone actualmente de 3. 100 agentes, repartidos en 17 comisarías y subcomisarías. El planteamiento del Gobierno incluye disponer de 7.000 ertzainas a plazo largo, según publicó recientemente el diario Deia. Sin embargo, fuentes de ambos Gobiernos coinciden en detectar un escollo con vistas al despliegue de la policía autonómica, ya que la rapidez en el mismo acarrearía una policía de edad homogénea cuyas promociones llegarían a la jubilación simultáneamente.

Comisión de coordinación

Otro problema para el desarrollo de la Ertzantza es el de los mandos de la propia policía, y la próxima reunión de la Junta de Seguridad le dedicará el tercer punto del orden del día. Según el Estatuto de Gernika, los mandos de la policía autonómica han de ser designados entre jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Actualmente existe una evidente escasez de mandos intermedios en la policía autonómica.El último tema de discusión de la próxima Junta de Seguridad es la coordinación de las diversas policías en el País Vasco. Fuentes de ambas partes consideraron probable que se cree una comisión de altos mandos policiales que coordine la información entre la Ertzaintza, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Tal comisión tendrá como objetivo el trasvase de datos sobre terrorismo y delicuencia común y su diferenciación a la hora de establecer si el delito es supracomunitario o no y qué fuerza de seguridad es la competente según el marco del estatuto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 1987

Más información

  • La Junta de Seguridad discutirá el problema de los mandos en la Ertzantza