Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Thatcher pedirá a Reagan y Gorbachov que pacten sobre la defensa espacial

Margaret Thatcher pedirá a los líderes de las dos superpotencias que pacten un calendario sobre la investigación y desarrollo de la polémica Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI), conocida como guerra de las galaxias. La conservadora primera ministra británica ha enviado ya una carta al presidente norteamericano en la que pide a Ronald Reagan que se muestre flexible, y pedirá otro tanto al máximo dirigente del Kremlin, Mijail Gorbachov, que hará hoy una escala en el Reino Unido, en ruta hacia Washington, donde firmará el martes con Reagan el tratado de eliminación de los misiles nucleares de alcance intermedio.

La iniciativa de Thatcher pretende crear entre Estados Unidos y la Unión Soviética un clima de entendimiento y confianza que permita alcanzar en el futuro nuevos acuerdos de control de armamentos. La SDI es, precisamente, el principal obstáculo para que las superpotencias puedan alcanzar en 1988 un compromiso para reducir en un 50% las armas estratégicas.La dama de hierro piensa también en futuros compromisos sobre las armas químicas y el armamento convencional. En realidad, la primera ministra considera que reducciones en estos capítulos deben ser condiciones indispensables para disminuciones adicionales de las fuerzas nucleares en Europa.

La base del acuerdo sobre la SDI que Thatcher sugiere a Reagan y Gorbachov es el respeto del tratado ABM, de 1972, sobre limitación de los sistemas de defensa antimisiles.

Thatcher y Gorbachov conversarán durante dos horas en la base aérea de Brize Norton, no lejos de Londres. Ambos se llevan muy bien desde que, en diciembre de 1984, el entonces secretario general in péctore visitó el Reino Unido.

El ambiente para la cumbre de Washington se caldeó ayer con una manifestación de judíos en Moscú que fue reventada por contramanifestantes. Un periodista de la cadena de televisión norteamericana fue detenido durante cinco horas. En Washington, judíos estadounidenses y disidentes soviéticos emigrados protestaron ante la Casa Blanca por la situación de los derechos humanos en la URSS.

Páginas 3 a 6

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de diciembre de 1987

Más información

  • Protestas de judíos en Washington y Moscú