El Banco de España se suma a la baja europea de tipos de interés

El Banco de España bajó ayer medio punto el tipo de interés de los préstamos de regulación monetaria hasta situarlo en el 14%, en clara sintonía con lo hecho el día anterior por los bancos centrales de los principales países de la Comunidad Europea, en un nuevo intento de frenar la caída del dólar. La reducción, de cierta importancia, es relativamente mucho menos importante que la efectuada por la República Federal de Alemania.La baja de los tipos de interés puesta en práctica por los países de la Comunidad Europea, independientemente de que formen parte o no del Sistema Monetario Europeo, es un nuevo intento de actuación coordinada ante la crisis financiera y monetaria que sigue estando presente.

La reducción realizada por el Banco de España, esperada desde ayer por la tarde, se hizo a través de la subasta de préstamos de regulación monetaria, en la que se suministró casi un billón de pesetas (980.441 millones de pesetas) al 14% a las entidades financieras. La reducción fue de medio punto, igual que la decidida por el Bundesbank, aunque como reconocía el gobernador del Banco de España, Mariano Rubio, "no es lo mismo bajar medio, punto cuando se está en el 3% de tipos de interés, como ocurre en Alemania, que cuando se está en unos niveles del 14%, como es el caso español".

En medios financieros se estima, en línea con esta misma posición, que el Banco de España debería reducir, en sesiones sucesivas, algo más los tipos de interés internos para que se alinearan con la baja del resto de los países. Pero la evolución del crecimiento monetario y los temores inflacionistas parecen no permitir a las autoridades económicas forzar una baja mucho más pronunciada de lo que se viene haciendo.

Lo normal en cualquier caso es que los bancos privados que actúan en España, cuya dependencia respecto a los mercados interbancarios es más fuerte, anuncien en los próximos días ligeras reducciones de sus tipos de interés preferenciales para ponerlos en sintonía con sus menores costes financieros. No obstante, los bancos comerciales españoles tradicionales no anunciarán bajas de sus tipos de interés porque -se estima en medios oficiales- "mientras haya una demanda de crédito tan elevada como la actual no tienen necesidad de rebajar sus precios para encontrar clientes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50