Un menor se declara culpable de la muerte de una chica de 16 años en Gerona

La Guardia Civil detuvo ayer al menor Antonio G. M., de 15 años, como presunto autor de la muerte de la joven de 16 años Mari Carmen Alcalá-Bejarano Ávalos, cuyo cadáver fue hallado, con la cabeza aplastada por una piedra, a unos 50 metros de su casa, en la urbanización Santa Cristina, en Corcá (Gerona). El menor era vecino de Mari Carmen y, según fuentes judiciales, se declaró autor del crimen tras su detención.Mari Carmen estudiaba segundo de BUP en el instituto de La Bisbal y jugaba de base en el equipo juvenil de baloncesto femenino de aquella localidad. Antonio trabaja como soldador. Los miércoles por la tarde, Marí Carmen tenía entrenamiento de baloncesto y acostumbraba a llegar a su casa sobre las diez de la noche. Anteayer, cuando su familia vio que eran las once y no había regresado, salieron a buscarla. Antonio G. M. acompañó a los familiares en la búsqueda de Mari Carmen.

Ayer por la mañana, agentes de la Guardia Civil hallaron el cuerpo de la joven en una zona boscosa próxima a su domicilio. El cuerpo de Mari Carmen estaba semidesnudo, con los pantalones y la blusa destrozados, y la cabeza aplastada por el impacto de una piedra. Una nota oficial de la Gobierno Civil indica que la joven no fue violada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de noviembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50