Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los contables del presidente llevan las cuentas del club", según uno de los dimitidos

Ángel Limón, uno de los tres directivos forzados por Jesús Gil para que presentara su dimisión, confirmó que mantuvo una "durísima discusión con el presidente" en la última reunión de junta, efectuada el pasado miércoles. Limón aseguró ayer: "Gil está nervioso y ha dudado de algunos de sus directivos sin explicar muy bien las razones. ¿Las cuentas? Los contables particulares de Jesús Gil son los que llevan las cuentas del club, pero yo no soy quién para pedir explicaciones, porque todo el dinero lo ha puesto el presidente; es él quien se está arriesgando".Limón negó ayer que una delas causas de su forzada dimisión -preparada ya en una carta con fecha 23 de octubreobedeciese a una negativa a poner dinero o avalar determinadas cantidades: "Al menos a mí, Gil, al que yo voté porque creía, y aún creo, que puede ser un gran presidente, no me ha pedido nunca que avalase nada. Él ha puesto su dinero de forma personal, y él lo controla con sus contables particulares Cuando Vicente Calderón era presidente ya avalé seis millones de pesetas, y lo que sí tengo claro es que en el supuesto de que hubiese avalado alguna cantidad como directivo de Gil, habría pedido cuentas desde el primer momento".Julián Sanz Calonge, por su parte, se limitó a señalar: "Gil cree que no valemos para directivos, está nervioso y ha provocado esta situación. A partir de ahora voy a ver los partidos del Atlético con más tranquilidad".En cuanto a Francisco Bermejo, no pudo ser localizado ayer por este periódico. Bermejo, curiosamente, fue el portavoz de Gil cuando éste decidió cambiar su política de declaraciones por otra de silencio, política que mantuvo durante una semana. A Bermejo se le ha acusado de intentar desestabilizar la figura de Gil, hasta el punto de que en la Cadena Rato se le ha llamado el chacal de esta historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987