Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jesús Gil fuerza la dimisión de tres directivos del Atlético de Madrid en menos de 24 horas

Jesús Gil, presidente de¡ Atlético de Madrid, confirmó ayer que el club le adeuda 53 millones de pesetas "de¡ día a día, más los fichajes". Gil ha forzado en las últimas 24 horas las dimisiones de tres directivos: Francisco Bermejo, Ángel Limón y Julián Sanz Calonge, y debe hacer frente antes de febrero de¡ próximo año a más de SM millones de pesetas, de los que 300 corresponden al fichaje de Futre, que avaló con la garantía de su cuenta personal. El presidente rojiblanco afirma que estudia una posible subida del 50% a los socios."Los directivos que se han marchado ya no estaban en la línea de lo que debe ser una sociedad futbolística. En el Atlético se ha acabado ya el forofismo directivo; yo quiero ejecutivos responsables y no personas que critiquen las actuaciones del presidente a sus espaldas", afirmó ayer Jesús Gil para justificar la crisis abierta con la dimisión forzada de tres de sus directivos. Con anterioridad ya habían dejado su cargo en la junta Carlos Rey, porque era muy "vehemente con sus compañeros", según el presidente, y cambió la presidencia del filial que pasó de Leoncio Vázquez a José Antonio Icaza.

Gil afirmó también: "Menos mal que ningún directivo ha puesto un duro, porque de lo contrario todo esto habría sido más dificil", aunque en otras manifestaciones dijo que "algunos se han asustado ante la posibilidad de adelantar dinero". Como fondo de la crisis del Atlético subyacen las difíciles perspectivas económicas a corto plazo. El presidente asegura que no hay "ningún probleína" en el tema Futre, pero se refiere a que la operación está cerrada con el Oporto, que ya cobró 100 millones en metálico y pudo gestionar bancariamente los otros 315 de la operación porque Gil puso como garantía su propia cuenta corriente. Gil debe disponer antes de febrero de los 300 millones avalados por él para garantizar su liquidez en el banco.

Además de eso, Gil debe hacer frente en enero a los segundos plazos de los fichajes hechos en julio de Goikoetxea, López Ufárte, Eusebio y Juan Carlos. Goikoetxea costó 43 millones (20 al contado y 23 en una letra con vencimiento a seis meses), más el traspaso de Uralde al Athlétic; López Ufarte costó 45 (20 al contado y 25 en seis meses), mientras que las operaciones con los vallisoletanos Eusebio y Juan Carlos supusieron un desembolso de 85 y 75 millones, respectivamente. Además, Gil pagó 20 millones por la cesión por un año del argentino Zamora -recomendado por Menotti y cedido a su vez por el Atlético al Sabadell-, y si el 30 de junio del próximo año quiere quedarse con él deberá abonar 1,5 millones de dólares (unos 200 millones de pesetas).

Por otro lado, el 8 de enero vence el segundo plazo de la ficha de técnicos y jugadores del Atlético y del filial. Las fichas se pagan en cuatro plazos, y fuentes del club indicaron que las cuentas que debe echar Gil, de manera muy aproximada, son las siguientes: Menotti cobra un millón de pesetas al mes y 40 de ficha; Goiko, 33 de ficha; Marina, 8; Landáburu, 12; Elduayen, 10; Mejías, 8; Abel, 10; Toma.S, 10; Arteche, 20; Quique, 14; Juan Carlos, 15; Sergio, 101; Eusebio, 14; Parra, 15; López Ufarte, 20; Futre, 125; Julio Salinas, 25; Pedraza, 7; Alemáo, 13 (más 23 que cobra por derechos de imagen), y hasta Ru' én Bilbao, jugador cedido alValladolid, que cobra 11, de los que el club vallisoletano sólo paga cuatro.

Retrasos

Los sueldos de la primera plantilla son de 220.600 pesetas mensuales, con 14 pagas, mientras que recientemente Gil subió la mensualidad a los jugadores del filial -de 63.000 a 75.000 pesetas- cuando éstos protestaron por retrasos, problema que Gil ya resolvió.El presidente del Atlético aseguró ayer que no se le ha pasado por la cabeza "traspasar a ningún jugador", reiteró que su política deportiva y económica .es a cuatro años" y señaló que está estudiando una subida de las cuotas, para los socios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987

Más información

  • El presidente afirma que está estudiando una posible subida del 50% a los socios